Más de 30 denuncias en una mañana en Calafell a propietarios de segundas residencias

La Policía Local les ha obligado a dar la vuelta y les ha sancionado con 600 euros

José M. Baselga

Whatsapp
Protección Civil colabora en los controles en Calafell.

Protección Civil colabora en los controles en Calafell.

Sólo en la mañana de este sábado la Policía Local de Calafell ha puesto más de 30 denuncias a propietarios de segundas residencias que han intentado entrar en  el municipio. Entre las sanciones que se pusieron el viernes y las de este sábado ya suman 70-

Ayer comenzaron a colocarse barreras en las principales vías de acceso al municipio. Sin embargo muchos lograron sortearlas ya que hay hasta 36 entradas y los efectivos policiales son los que son. 

En la mañana de este sábado se han incrementado los controles con el apoyo de Protección Civil de Calafell. Las identificaciones y cierre de las principales vías de acceso y de algunos caminos se van a mantener toda la semana.

Un control en la C-31.

Los conductores que han sido sancionados están obligados a dar la vuelta de regreso a sus localidades de residencia y además reciben una multa de 600 euros. La policía advierte que podrían ser multados cada uno de los ocupantes del vehículo ya que se han dado casos en los que en algún coche iba cuatro personas. Podrían ser denunciadas por saltarse el obligado confinamiento.

Las estaciones de tren son otro punto de vigilancia.

Muchos de los que han sido denunciados salían de la autopista C-32. Entre las excusas que han dado para llegar a Calafell están el desconocimiento de la prohibición de acudir a la segunda residencia, cerrar la llave de paso del agua o controlar que todo estuviese en orden. También ha habido quien ha argumentado que era su casa y tenía derecho.

Calafell ha puesto barreras de hormigón en las principales vías de acceso. Además de controles de Policía Local, Protección Civil ayuda a las tareas para evitar la llegada a las segundas residencias. En los controles de Protección Civil se advierte de la prohibición. En el caso de que el conductor no haga caso, avisan a la Policía Local, que tiene capacidad sancionadora.

Protección Civil colabora en la vigilancia.

El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, ya advirtió que se bloquearían los accesos al municipio y que habría mano dura con quien se saltase la prohibición de desplazarse. El jueves sin embargo comenzaron a llegar muchos vecinos de segundas residencias. Los supermercados se llenaron y también con coches muchas calles que habitualmente están vacías.

La Policía Local advierte que durante la semana se harán controles e identificaciones en la movilidad por el municipio. A quienes se detecte que no residen habitualmente en el municipio y sólo han venido de vacaciones, se les podrá sancionar y obligar a regresar a sus casas de residencia.

Noticias relacionadas:

"Han entrado, pero van a tener que demostrar que están empadronados"

Han sido muchos quienes saltándose toda prudencia han llegado a poblaciones costeras como Calafell, Cunit y El Vendrell. Las barreras colocadas en los principales accesos y los controles policiales no han impedido que demasiados hayan llegado a dichas localidades para pasar el fin de semana o incluso la Semana Santa.

Temas

Comentarios

Lea También