Las obras en la calle Terrer de Salou eliminan plazas de aparcamiento

Los vecinos valoran positivamente las obras, pero se muestran preocupados ante la pérdida de espacio de estacionamiento y reclaman soluciones

Guillermo Moreno

Whatsapp
Obras en la acera y la calzada de la entrada a la calle Terrer desde la Autovía de Salou a Reus. 
FOTO: FABIÁN ACIDRES - DT

Obras en la acera y la calzada de la entrada a la calle Terrer desde la Autovía de Salou a Reus. 
FOTO: FABIÁN ACIDRES - DT

La zona de la calle Terrer en Salou, situada entre la Autovía de Tarragona y la de Reus, se encuentra en obras de reparación y mejora. Las actuaciones incluyen el arreglo de aceras en la calle Terrer y vías adyacentes, el traslado de los árboles, el reemplazo de parte de la calzada y la renovación del cableado de las farolas.

El pasado lunes 16, el Alcalde de Salou, Pere Granados, visitó las obras y afirmó que los trabajos realizados supondrían «una mejora del espacio urbano para los residentes y para los visitantes», ya que «se mejorará la circulación de los peatones, porque se facilitará la accesibilidad».

Soluciones que crean problemas

Desde las asociaciones vecinales y de participación ciudadana de la zona se valoró de manera generalmente positiva el trabajo realizado. Sin embargo, se hizo hincapié en la reducción de plazas de aparcamiento que ocasionarán las obras, la cual afectará, según representantes de las asociaciones, a los residentes del área.

Diari de Tarragona contactó con Jesús Ambranc, portavoz del Programa de Participación Ciudadana de la Plaza Europa, quien definió las obras realizadas como «una necesidad en la zona desde hace años». «Desde el vecindario estamos satisfechos con que se haya respondido a nuestra petición», prosiguió Ambranc.

Sin embargo, también manifestó su preocupación por la pérdida de lugares para estacionar: «Con la reubicación de los árboles para aumentar el espacio en las aceras, perdemos espacio en plazas de aparcamiento. Esto es un problema para los vecinos que aparcan en la calle, especialmente en verano. Los turistas pasan largos periodos de tiempo, entre 15 días y un mes. Cuando llegan, dejan el coche y no lo mueven hasta que se van, de manera que salimos perjudicados los residentes».

En esa zona se encuentra el terreno que ocupó el Colegio Elisabeth. Desde el programa vecinal reclaman que se habilite ese espacio, actualmente en desuso, para el estacionamiento. Ambranc aseguró que dicha petición se trasladó al concejal de Gestión de Territorio y Vivienda, Marc Montagut.

El Diari se puso en contacto con Montagut, quien confirmó que «la petición por parte de los vecinos para emplear la zona del antiguo Colegio Elisabeth como aparcamiento tiene la consideración de “queja” y está siguiendo su curso administrativo». Sin embargo, el concejal ya afirma que esta petición no podrá prosperar: «Los terrenos del Colegio Elisabeth son de titularidad privada, por lo que no se contempla que puedan utilizarse como aparcamiento público».

«De cara al verano, cuando la afluencia de visitantes en Salou se incremente, los vecinos y vecinas de la calle Terrer podrán contar con el aparcamiento disuasivo de la Avenida Joan Fuster, situado ante el Hotel Regina, que quedará cerca de su zona de viviendas», añadió Montagut. Dicho aparcamiento, actualmente en obras, dispondrá de 244 plazas. La tarifa para estacionar será la de la zona azul, que recientemente pasó a ser de 5 céntimos la hora para residentes empadronados.

Temas

Comentarios

Lea También