Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La cooperativa de Calafell será un museo sobre el vino

El alquiler que pagará el Ayuntamiento ayudará a la situación de la entidad

José M. Baselga

Whatsapp
La cooperativa de Calafell.

La cooperativa de Calafell.

El Ayuntamiento de Calafell se quedará en régimen de alquiler con una parte de las instalaciones de la cooperativa agrícola. Consistorio y la actual junta directiva de la entidad negocian las condiciones para que una parte del edificio pueda ser usado por el Ayuntamiento.

La medida ayudará a la difícil situación económica de la entidad que la actual junta la logrado estabilizar, pero que arrastra una delicada herencia. Con el acuerdo con el consistorio se garantiza la continuidad.

La cooperativa mantendrá la actividad agrícola para que los ya pocos payeses que quedan en el municipio puedan descargar las olivas y la uva. La instalación mantiene esa zona de descarga y la báscula. 

Agrobotiga
La parte agrícola de la cooperativa quedará sin embargo sensiblemente reducida. También mantendrá la agrobotiga, aunque podría quedar más pequeña de espacio.

El Ayuntamiento dispondrá de gran parte del edificio. El objetivo es destinarlo a un centro de interpretación del mundo agrario y del vino para mostrar la época en que esa era la principal actividad económica del municipio, junto a la pesca.

Un millón
Según se explica desde el Ayuntamiento, ya tiene «planificada» una partida económica de aproximadamente 1 millón de euros para realizar las obras de adecuación del edificio. También se negocia la aportación anual para hacer un uso municipal de las instalaciones.

El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, explica que es una operación similar a la que hace unos diez años se hizo con la cofradía de pescadores. Entonces el consistorio hizo un centro cívico en el edificio propiedad de los pescadores y que acogió el histórico Cine Iris. El Ayuntamiento comprometió una compensación anual.

Estudio
Desde la cooperativa agrícola señalan que ahora está sobre la mesa el estudio de las condiciones para que el Ayuntamiento pueda disponer de una parte de las instalaciones. El consistorio coincide en señalar que debe cerrarse la aportación anual.

De hecho, el municipio se queda en uso la mayor parte de las instalaciones. Además del centro de interpretación del vino, también pretende que sea un equipamiento para actividades cívicas y culturales que beneficiarán sobre todo al núcleo del pueblo por su proximidad.

Desde el Ayuntamiento añaden que «sobre la mesa también está impulsar un centro sobre el patrimonio histórico local». 
La cooperativa acogerá así una muestra del pasado agrícola de Calafell como la antigua cofradía de pescadores presenta la historia marinera del municipio.

Temas

Comentarios

Lea También