Investigan a una vecina de Calafell como presunta inductora de un crimen

La mujer habría motivado que un joven matase a su padre en Vilanova

Agencias

Whatsapp
Equipos de emergencias el piso incendiado en Vilanova. FOTO: ACN

Equipos de emergencias el piso incendiado en Vilanova. FOTO: ACN

El juzgado de Vilanova i la Geltrú investiga un presunto caso de inducción al asesinato. La investigación intenta determinar si Ismael mató a su padre y si Alba, entonces una cajera de un supermercado de Calafell,  podría haber inducido a esa muerte. Los hechos son de junio de 2019 cuando los bomberos encontraron un cuerpo carbonizado tras un incendio en un piso de Vilanova. 

El análisis forense determinó que la víctima había recibido diversas puñaladas.  El día del incendio el hijo de la víctima estuvo en la zona del suceso donde los Mossos establecieron un cordón de seguridad. El joven presentaba un corte en la mano con apariencia de ser reciente. Ismael acabó confesando el crimen, por que quedó detenido y fue encarcelado.

Pero ahora se investiga si una tercera persona planificó e indujo al crimen. Sería una amiga del presunto autor de la muerte. Alba. Una joven que entonces trabajaba en un súper en Calafell. 

El dinero
El objetivo sería lograr el dinero de la víctima. Según La Vanguardia, la mujer se habría aprovechado de la «debilidad psicológica de Ismael para provocar  una situación que desencadenó en la muerte». En el relato se señala que la mujer habría extorsionado al hijo de la víctima para conseguir el dinero de su padre y posteriormente entregárselo. Incluso le convenció para que lo matase.

Los mossos en el traslado del joven detenido.

El juzgado decretó prisión para la cajera investigada por delitos de estafa, extorsión e inducción al asesinato. Pasó unos meses en prisión hasta que la Audiencia de Barcelona decretó libertad con cargos.

La investigación determinó que Ismael, meses antes de la muerte de su padre, se había distanciado de los amigos y sólo se relacionaba con la joven. Teóricamente Ismael mantenía una relación a través de internet con una tal Júlia, pero los investigadores llegaron hasta Alba, que se hacía pasar por la chica. 

Organización criminal

Alba hizo creer a Ismael que formaba parte de un grupo secreto de Mossos d’Esquadra que trabajaba de incógnito contra organizaciones criminales. Incluso le invitó a unirse a ellos tras realizar un curso por el que le pidió 3.000 euros. Alba se habría gastado el dinero en hoteles de Sitges junto a su pareja. 

Alba dijo a Ismael que su padre estaba implicado con un grupo mafioso al que había robado dinero y que si no le mataba irían a por ellos.  El joven asestó diversas puñaladas a su padre mientras dormía. Después roció el piso con productos de limpieza para intentar borrar huellas. 

Temas

Comentarios

Lea También