"Han entrado, pero van a tener que demostrar que están empadronados"

Las policías locales van a mantener controles durante toda la semana

José M. Basselga

Whatsapp

"Han entrado, pero van a tener que demostrar que están empadronados"

Han sido muchos quienes saltándose toda prudencia han llegado a poblaciones costeras como Calafell, Cunit y El Vendrell. Las barreras colocadas en los principales accesos y los controles policiales no han impedido que demasiados hayan llegado a dichas localidades para pasar el fin de semana o incluso la Semana Santa.

Al cierre de esta edición la Policía Local de Cunit había puesto media docena de multas a conductores que llegaban a la localidad sin justificación. En El Vendrell y Calafell se esperaba a tener la contabilización hoy.

El Vendrell, Calafell y Cunit colocaron vallas y barreras de hormigón tipo new jersey en los principales accesos y en caminos ante el temor de una masiva llegada de segundas residencias para las vacaciones. Para muchos vecinos se ha hecho demasiado tarde.

La policía de Cuit usa un dron para vigilar.

Sin embargo es difícil un bloqueo total. Sólo en Calafell hay 36 entradas posibles y dos estaciones de tren. Se ha intentado canalizar a la circulación hacia vías principales donde implantar los controles. Una situación similar sucede en Cunit, con muchas urbanizaciones diseminadas por el territorio y demasiadas entradas por carreteras principales y vías secundarias.

La llegada a las segundas residencias indigna a los vecinos que temen que pueda ser un motivo de propagación del coronavirus en unos municipios que han logrado que la epidemia no se expanda con gran rapidez.

Vigiladas
Pero las policías locales mantendrán controles durante toda la semana para detectar a quien ha llegado para pasar unas vacaciones en un momento de obligado confinamiento. Según se explica son personas que deberán salir a comprar y se les puede reclamar el motivo de la salida. Las policías ya se preparan para pedir dónde se está empadronado.

Control en Calafell.

«En caso de no poder acreditar que se reside de manera habitual en el municipio, puede exigírseles el regreso a su casa con la correspondiente sanción», explican en la policía local de Calafell.

Estaciones
Calafell, Cunit y Cubelles se han coordinado para cerrar las vías de comunicación entre los municipios. Las policías locales además realizan un control en las estaciones de tren, donde los vecinos denuncian que han bajado personas con maletas y mochilas. 

El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, pidió que no se vaya a la localidad. «Estamos en guerra» y avisa que las policías serán intransigentes y no permitirán una llegada de personas que supone un riesgo para la salud de todos.
 

Drones
Cunit activó un dron para controlar concentraciones de personas que están prohibidas. El aparato ya sobrevuela el municipo por urbanizaciones, caminos y el frente costero. Los aparatos también permitirán identificar a quienes intenten sortear los controles.
.

Temas

Comentarios

Lea También