Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El paseo Jaume I quedará limitado a una velocidad de 30 km/h

Crónica. La medida entrará ya en vigor durante la segunda quincena de este mes, según se explicó en un pleno de Salou muy ‘ecológico’

Eduard Castaño

Whatsapp
Un momento del pleno celebrado ayer en el consistorio salouense. Foto: Eduard Castaño

Un momento del pleno celebrado ayer en el consistorio salouense. Foto: Eduard Castaño

El pleno municipal de Salou de ayer, el primero postvacacional, ofreció interesantes apuntes de lo que pueden las próximas sesiones de la presente legislatura. Propuestas, ruegos y preguntas, choques directos entre la propia oposición... Eso sí, todo con un gran respeto y sin ninguna palabra más alta que otra. De momento, da gusto oír debatir sin que se falte a nadie.

Pero, sin duda, una de las grandes noticias de la matinal fue cuando la concejal de Seguretat Ciutadana i Mobilitat, Julia Gómez, adelantó que «en breve» el Paseo Jaume I de Salou quedará limitado a una velocidad máxima de 30 km/h para los vehículos de motor. Posteriormente, ya fuera de la sala, centró más el plazo de la puesta en marcha de esa iniciativa. «Se producirá durante la segunda quincena del presente mes», aseguró. A día de hoy, todavía, la velocidad en dicho tramo urbano del centro de la localidad es de 50 km/h. La propuesta ya se hubiera podido poner en marcha antes, «pero no ha podido ser porque las señales no nos han llegado hasta ahora», recordó la regidora.

El plenario arrancó con los habituales puntos de aprobación de la sesión anterior para luego pasar a temas más superficiales hasta llegar al tema del CRT. En ese momento, Pere Lluís Huguet, líder de Ciudadanos, resaltó «la falta de transparencia del portal del Consorci Recreatiu Turístic», que fue respondido por el alcalde al respecto de que «es un modelo a seguir incluso en el extranjero».

Autobuses, humos y hoteles

Fue el primer choque. El tema ‘ecológico’ concentraría después parte del debate, con una moción de Ciudadanos y las consiguientes posturas de unos y otros. La mayoría, en contra. Cs proponía aumentar los controles sobre la circulación de autobuses en las zonas urbanas del municipio, especialmente en el centro (Paseo Jaume I) y en la zona del faro. Huguet pidió más controles de la Policía Local en referencia a la velocidad excesiva en esas zonas y a la contaminación de algunos vehículos (básicamente, autobuses).

El primero en responderle fue Mario García (PP), quien le pidió -como luego harían otros concejales- que ofreciera datos y estadísticas al respecto. «No hable solo de lo que se dice en las redes sociales. Dé datos, que es lo importante. ¿Cuántas multas por exceso de velocidad ha habido?, ¿cuántas por emisión de gases no permitidos?, ¿qué porcentajes? Creo que la moción debería haber sido más objetiva y con datos más concretos».

Marçal Curto, de ERC, también apostó por la seguridad y regular las emisiones en el transporte público, prohibiendo (como sucede en las grandes capitales) la entrada a la localidad de los vehículos más contaminantes. Lo remató pidiendo que la velocidad máxima en todo el municipio fuera de 30 km/h.

La sorpresa llegaría con la iniciativa de la concejal sobre la limitación de 30 km/h en el Paseo Jaume I, recordando también que ya existen dos puntos de radar en el municipio para los excesos de velocidad: Pau Casals y Passeig Miramar. Pere Granados señaló que «queremos un municipio de calidad y medioambiental».

El PSC recordó su apuesta por el transporte público y reprochó también a Ciudadanos su falta de datos concretos a la hora de examinar con detalle la iniciativa. «Hay que hacer cumplir todo con respecto a la seguridad vial y transporte público: humos, transporte escolar, etc».

El último tema que levantó controversia fue el del expediente al Hotel Golden Costa Daurada Cap Salou por no coincidir las obras con la licencia otorgada. Entre el público se hallaba el vecino denunciante. Veremos cómo acaba la historia.

Temas

Comentarios