El nuevo CAP de Torredembarra se levantará al lado del cementerio municipal

La ampliación de las actuales instalaciones sanitarias de la ciudad están en su recta final. La Xarxa Santa Tecla estima abrir a principios de febrero las nuevas urgencias y consultas.

Jordi Cabré

Whatsapp
El actual circuito de trial, situado al lado del cementerio municipal, es un terreno municipal de más de una hectárea. foto: Àngel Ullate

El actual circuito de trial, situado al lado del cementerio municipal, es un terreno municipal de más de una hectárea. foto: Àngel Ullate

A principios de octubre del pasado año, se presentaron oficialmente los trabajos de ampliación del actual CAP de Torredembarra, ubicado en la avenida Onze de Setembre. Las obras (cimentación para ubicar los módulos prefabricados) llevaban algunas semanas en marcha y se apuntó que para finales de año y principios de este enero la nueva superficie sanitaria debería estar terminada. Luego vendría equiparla y abrirla a los usuarios.

La ampliación del actual CAP viene motivada por el retraso de  planificación de un nuevo edificio y por la urgente necesidad de ampliar el espacio para dar respuesta a todos los servicios que se ofrecen para una población de 37.330 personas de la misma ciudad y de la zona de influencia de la zona del Baix Gaià

A fecha de hoy, los plazos previstos van según el calendario marcado, informan desde la Xarxa Santa Tecla, gestor del CAP torrense. La próxima semana el nuevo módulo de Urgències, ya terminado, empezará a dotarse del equipamiento necesario para abrirlo y a finales de mes se espera el mismo proceso para el nuevo espacio de consultas diseñadas. Cada uno ocupa los laterales del edificio principal.

Las mismas fuentes calculan que durante el mes de febrero, la ampliación del CAP debe ser una realidad y todas las salas del edifcio principal y las nuevas, operativas. Eso significa que ya se habrá llevado a cabo la redistribución de las áreas (entre el edificio y los módulos construidos). La inversión de la Xarxa Santa Tecla está entorno a los 650.000 euros, que luego recuperará cuando Salut pague la inversión que le corresponde.

Problemas técnicos resueltos

En aquella misma visita de obras se dio a conocer que la construcción de un nuevo CAPen la ciudad se demoraría. Tenía dos contratiempos. Por una parte la capacidad económica de la Generalitat no sería operativa hasta dentro de 4 o 5 años y el solar designado en primera instancia, en la calle Hort de l’Oca, tenía un problema técnico que no se tuvo en cuenta a la hora de escogerlo. 

Este terreno era el deseado por su ubicación, pero el actual POUM torrense define usos deportivos, por lo que construir un equipamiento sanitario estaría completamente vetado salvo que se iniciara una modificación puntual, que seguramente demoraría los plazos y sin garantías de ser aceptado por el ente competente.

Eduard Rovira, alcalde de Torredembarra, explicó en octubre que se estaban buscando alternativas y se sondeaban solares de titularidad municipal para poder ofrecer al Departament de Salut para construir este nuevo equipamiento acorde a la magnitud de la ciudad y a los diferentes municipios que presta servicio.

A finales de año, el propio Rovira explicó al Diari que la selección del terreno estaba decidida y también disponía de buenas comunicaciones para levantar el nuevo centro de salud de la ciudad.

La elección del gobierno torrense es un solar que se encuentra al pie de la carretera de La Riera, al lado del cementerio municipal, con una superficie total de 10.695 metros cuadrados. Actualmente, esta superficie está utilizada y hay un circuito de obstáculos para bicicletas. Este se desmontaría una vez se iniciara el proceso de construcción del CAP torrense. 

Fuentes municipales explican que esta superficie de más de una hectárea es la totalidad del terreno municipal, pero deberá definirse exactamente cuánto espacio necesitará el nuevo edificio y sus complementos para diseñar y reordenar el espacio.

El proceso burocrático está solo en sus comienzos, pero sí que se puede afirmar que la parte de compromiso municipal, la cesión del solar, está bien encaminada. Ahora, la parte del compromiso político y la dotación económica será un proceso que incumbe al Departament de Salut.

El terreno situado al lado del camposanto fue una permuta cuando se diseño el plan parcial cerca de la Rasa, al otro lado de la ciudad. Aquella zona ya edificada y con zonas comerciales (Malla 13) se derivó una parte de superficie para equipamientos a este solar. Y en una modificación puntual del POUM, en 2013, se autorizó construir cualquier tipo de equipamientos, incluido el sanitario.

Así pues, la catalogación del solar que se pone a disposición de la Generalitat cumple con los requisitos exigidos para la construcción del futuro CAP, aunque éste tarde un mínimo de 4 o 5 años, según admitía en octubre la gerente de la Regió Sanitària Camp de Tarragona, Dolça Cortasa.

Temas

Comentarios

Lea También