Costa Salou

El ACA aprueba finalmente el proyecto de canalización del Barranc de Barenys

La Agència Catalana de l’Aigua da luz verde al plan que debe servir para evitar las inundaciones en el Barri de la Salut

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
El proyecto de canalización del Barranc de Barenys supone la expropiación de 27 fincas afectadas en su salida a mar. FOTO: ALBA MARINÉ

El proyecto de canalización del Barranc de Barenys supone la expropiación de 27 fincas afectadas en su salida a mar. FOTO: ALBA MARINÉ

Después de que el proyecto inicial de canalización del Barranc de Barenys en su tramo de Salou se haya retrasado por innumerables circunstancias, el ACA (Agència Catalana de l’Aigua) ha decidido dar en los últimos días el paso definitivo al aprobar finalmente el plan que sirva para evitar que se produzcan inundaciones en un futuro en el Barri de la Salut.

De esta manera, se pone un punto y aparte a un largo y tortuoso proceso que ha supuesto graves quebraderos de cabeza para Salou y, especialmente, a la zona más afectadas cada vez que se registra un episodio de fuertes lluvias en la capital de la Costa Daurada.

La canalización del Barranc de Barenys ha sido siempre una de las grandes aspiraciones de todos los equipos municipales de Salou en los últimos años.

Sin ir más lejos, en mayo del año pasado el alcalde de Salou, Pere Granados, y el concejal de Territori, Marc Montagut, se reunieron con miembros de la Generalitat para fijar los plazos definitivos de este gran proyecto urbanístico que supondrá la expropiación de diversas fincas y viviendas. En aquella reunión se arrancó el compromiso final para que el barrio de La Salut de Salou deje de sufrir continuamente inundaciones debido a las fuertes lluvias que terminan desbordando el Barranc de Barenys. En las ultimas semanas, el propio alcalde había asegurado estar muy molesto por cómo se había estancado la situación.

De Q-200 a Q-500

Tras los diferentes retrasos por culpa en buena medida de que el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) emitió una sentencia que obligaba a replantearse el primer proyecto –lo que llevó a cambiar la propuesta inicial que contemplaba un caudal Q-200 por otro Q-500–, la Generalitat dio el definitivo visto bueno.

Pero el TSJC anuló en noviembre de 2015 el planteamiento inicial al considerar que no servía para resolver el problema de las inundaciones en La Salut. Entendía, entre otras razones, que el cauce previsto en aquel primer proyecto contemplaba un caudal Q-200 (es decir, riesgo de inundaciones cada 200 años), cuando lo idóneo es que fuera un Q-500.

Fue en octubre de 2018 cuando el conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, explicó que antes de acabar el año la Agència Catalana de l’Aigua debía aprobar definitivamente el proyecto. Sin embargo, los plazos se han visto retrasados y la plasmación definitiva ha tardado en llegar.

Inversión de 14 millones

La resolución de las expropiaciones ha tenido como objetivo tener la plena disponibilidad de los terrenos para empezar a ejecutar los trabajos. La Generalitat se comprometió en su momento a reservar una partida de 4,5 millones para adquirir las 27 fincas afectadas por el paso del barranco. Una vez realizados esos trámites, se accederá a la licitación y adjudicación de las obras de derribo y posterior construcción. En un principio, los trabajos debían estar iniciados para final de año.

El proyecto redactado por Infraestructures.cat estará subvencionado por la Generalitat y su coste total ascenderá a 14 millones de euros.

La canalización de este torrente histórico de la ciudad se garantizará con un conjunto de canales de desagüe y balsas de almacenamiento de agua adicionales. Así, se acabará definitivamente con las temidas inundaciones. El proyecto incluye un único canal de encauzamiento de unos 30 metros de ancho.

«Estamos satisfechos. Es una obra urgente y una emergencia»

El alcalde de Salou, Pere Granados, conocía ayer por el ‘Diari’ la noticia de la aprobación del proyecto. «Estamos muy contentos y satisfechos. Hemos trabajado mucho para que el ACA haya aprobado definitivamente la iniciativa». Pero, para el máximo edil del Ayuntamiento salouense, con la aprobación no se ha acabado todo. «Exigimos a la Generalitat una designación presupuestaria urgente y suficiente para hacer frente al proyecto», aseguraba y añadía que «esperamos que el ACA cumpla con los acuerdos firmados en su día» en referencia al proceso para llevar a cabo el desarrollo del proyecto. Por eso, «haremos todo lo que haga falta para que se cumpla como establecimos» incidía.

Preguntado sobre cómo podría ser financiado en los presupuestos de la Generalitat de este año si no aparecía ninguna cantidad al respecto en ellos, Granados apuntó que «si no fuera así, hay otras formas de financiación. El propio ACA tiene presupuesto para poderlo lleva a cabo».

Sea como fuere, reiteró que el proyecto y la obra «es una emergencia y urgente para Salou. Hemos tenido que aguantar retrasos durante mucho tiempo que han llevado a una situación complicada para muchas personas. Espero que comiencen las obras para finales de este mismo año».

Temas

Comentarios

Lea También