Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Vila-seca

Detenido el responsable de un bar de Vila-seca por vender cocaína

La Audiencia Provincial ha impuesto al procesado tres años de prisión. Los Mossos sometieron al local a vigilancia

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Detenido el responsable de un bar de Vila-seca por vender cocaína

Detenido el responsable de un bar de Vila-seca por vender cocaína

Un hombre que regentaba un bar de Vila-seca lo utilizaba para vender cocaína. Así lo constataron los Mossos a través de la vigilancia a la que sometieron al local y así lo ha dictaminado ahora la Sección Cuarta de la Audiencia de Tarragona, que ha condenado al hombre a tres años de prisión y a pagar una multa de 3.500 euros. Inicialmente, el fiscal solicitaba para él cinco años de cárcel y 5.200 euros de multa. En cambio, ha absuelto a otro de los procesados.

A las 23.30 horas del 20 de noviembre de 2015, los Mossos d’Esquadra montaron durante hora y media un dispositivo de vigilancia en un bar de la calle Verge de Montserrat. Tenían sospechas de que en él se vendían sustancias estupefacientes.

Los agentes se encontraban a unos 25 metros del local. Vieron acercarse una furgoneta, cuyo conductor entró en el bar, habló con el posteriormente condenado y se marchó sin realizar consumición. Posteriormente entró un joven y efectuó la misma acción, sin tomar nada.

A las 00.30 horas del día siguiente, el sospechoso se ausentó del establecimiento durante unos quince minutos y se marchó en su ciclomotor. Un amigo –el otro procesado– estuvo detrás de la barra sirviendo las consumiciones.

El registro

Cuando regresó el condenado, volvió a hacerse cargo del establecimiento, momento en que los Mossos d’Esquadra accedieron al mismo, cuando en el local había unas quince personas.

El responsable del local lanzó al suelo un sobre, que contenía diez envoltorios. Otros cuatro fueron encontrados encima de las cámaras frigoríficas. En total 5,99 gramos de cocaína, de una pureza del 23 por ciento. En una de las estancias del local, los agentes hallaron encima de un congelador un plato con una tarjeta y un cartón en forma de canuto. Y detrás, en el suelo, había un envoltorio de las mismas características de los anteriores.

El mismo día por la tarde fue registrado su domicilio de Vila-seca. Fueron hallados unos 46 gramos de la misma droga, de una pureza del 23 por ciento. También fueron hallados en el interior de una caja metálica, además de uno de los envoltorios con cocaína, una báscula de precisión, envoltorios de plástico recortados, un cúter, unas tijeras, un mechero y arroz seco.

El total de la droga intervenida en el bar y en el domicilio ascendía a 1.733,57 euros. El acusado presentaba, con anterioridad a los hechos, un cuadro de consumo de cocaína, de unos seis años de evolución.

Durante el juicio, el acusado aseguró que la droga, tanto la de su bar como de su domicilio, era para consumo propio. Y manifestó que la báscula de precisión la tenía para dosificar sus consumos de cocaína. Y que la sacarosa no era para adulterar la droga, sino para endulzar una leche que toma.

Temas

Comentarios

Lea También