Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A la ‘caza’ del turista nacional pero también del extranjero

El anuncio de la apertura de las fronteras españolas a partir del 1 de julio anima al sector a no depender solo este verano del visitante nacional y volver a confiar en el internacional

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen exterior del hotel 4R Gran Regina de Salou, todavía cerrado. FOTO:FABIÁN ACIDRES

Imagen exterior del hotel 4R Gran Regina de Salou, todavía cerrado. FOTO:FABIÁN ACIDRES

Hace semanas que venimos escuchando que este verano se esperaba que fuese el turista nacional el que salvase los muebles del sector turístico, ante la dificultad de la llegada de turistas internacionales por culpa de la pandemia del Covid-19. De hecho, algunos organismos oficiales han iniciado campañas promocionales orientadas al turismo de proximidad, desconfiando en la posibilidad de que nos puedan visitar muchos extranjeros.

Pero las perspectivas del sector turístico dieron un giro inesperado hace una semana, cuando el Gobierno español anunció que a partir del 1 de julio se abrirán las fronteras a los visitantes internacionales, sin la necesidad de tener que pasar una cuarentena de 14 días en nuestro país. Ante este cambio de escenario, el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Xavier Roig, tiene claro que «apostamos por todo, tanto el turismo nacional como el extranjero. El que venga y pague es el bueno». Palabras que ratifica su homólogo al frente de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Anton, quien asegura que «necesitamos a los dos turistas, tanto al nacional como al extranjero. El anuncio del gobierno de que el 1 de julio se abrirán las fronteras para turistas extranjeros, sin necesidad de que pasen la cuarentena, es una muy buena noticia».

De hecho, el perfil del turista que cada año se aloja en campings y apartamentos de nuestra provincia está dividido al 50% entre nacionales y extranjeros. Por eso, el presidente de la Associació d’Apartaments Turístics de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Calvet, ve «importante que las fronteras se abran y que no se decrete cuarentena para los que llegan».

Ante estas expectativas, el sector turístico de la provincia se prepara para ofrecer sus mejores servicios este verano. Por lo que respecta a los cámpines, Joan Anton asegura que «estamos empezando a notar un interés por parte de la clientela, después de dos meses de travesía por el desierto. No de reservas, pero sí de búsquedas a través de Internet. Ahora hace falta que esto se traduzca en reservas. Este interés es más de nacionales, aunque también hay de extranjeros».

El sector hotelero también asegura estar preparado para abrir, aunque con la incógnita de no saber cuándo. Xavier Roig explica que «parece ser que el estado de alarma se alargará 14 días, hasta el 21 de junio. Por eso pensamos que, si es así, hasta el 23 de junio no empezaran a abrir hoteles. También dependerá de con cuánta antelación anuncie el gobierno el cambio a la fase 3».

Por eso, Roig, calcula que «de los 44 hoteles asociados, creo que el 23 de junio abrirán unos cinco. A partir del 1 de julio, si se abren las fronteras, abrirán 10 más, y que el final del verano tendremos entre un 50% y un 60% abiertos».

El presidente de la asociación hotelera de Salou-Cambrils-La Pineda es realista ante las expectativas de este verano. «No soy pesimista, al contrario, siempre soy optimista, pero tampoco me gusta tirar confeti. Y veo más factible que la gente vaya más de camping o a un apartamento que a un hotel, donde tendrá más limitaciones. Al final, el cliente lo que quiere es disfrutar», asegura Roig.

Sector refugio

Joan Anton coincide con esta teoría de Xavier Roig y, como representante del sector del camping, comenta que «es posible que este verano tengamos algún cliente más de los que no son habituales. Ofrecemos espacios abiertos e individualizados. Y nuestro producto puede ser un sector refugio». No obstante, más del 60% de los clientes de cámpines, en el caso de la provincia de Tarragona, son habituales. «Es un cliente muy fiel, con generaciones de padres, hijos, nietos que nos visitan desde hace años», comenta Joan Anton.

El sector de los apartamentos turísticos también está listo para abrir. «Estamos preparados todos para abrir, con los protocolos de limpieza y seguridad a punto, y creo que todos podremos hacerlo. La cuestión será saber en qué nivel de ocupación podremos hacerlo, pero hay que probarlo y ser optimistas», asegura Joan Calvet.

Una de las claves, según Calvet, para conseguir salvar el verano, es que «podamos alargar la temporada y que Port Aventura pueda abrir cuanto antes. Ya veremos qué pasa este verano, estamos a la expectativa. Lo que está claro es que «la temporada no será igual que las de 2017, 2018 o 2019 que fueron excepcionales. Será una temporada de salvar los muebles».

Temas

Comentarios

Lea También