Más de Opinión

Opinión Financiero

Ahorrar para disfrutar del verano

Es el momento de planificar las vacaciones de tal forma que no supongan un agujero económico que nos penalice en el futuro y también de trazar una planificación económica

Andrea Carreras

Whatsapp
Andrea Carreras-Candi, Directora de EFPA España.

Andrea Carreras-Candi, Directora de EFPA España.

Es momento de planificar las vacaciones más esperadas en mucho tiempo, después de un largo y duro periodo de pandemia, donde las restricciones de movilidad, los toques de queda, el cierre de la actividad económica, el miedo a los contagios y los propios estragos del virus en la salud han provocado un agotamiento generalizado. Es momento de dejar atrás la fatiga pandémica y planificar unas vacaciones de ensueño, aprovechando la libertad recuperada, pero manteniendo la máxima cautela y respetando las limitaciones todavía vigentes.

El objetivo es recuperar el tiempo perdido con los mejores planes de playa, montaña o visitas culturales con familiares y amigos. Pero también es un momento idóneo, para revisar nuestras finanzas personales con el objetivo de optimizar al máximo nuestra capacidad de ahorro.  

Estamos en el momento de planificar las vacaciones de tal forma que no supongan un agujero económico que nos penalice en el futuro y también de trazar una planificación económica para el futuro.  

A la hora de planificar las vacaciones, la primera premisa es crear un pequeño plan de ahorro periódico con antelación que nos evite endeudarnos en exceso para sufragar el coste de los planes estivales. En este sentido es importante analizar bien las condiciones de las tarjetas de crédito y otras fórmulas de financiación, como los créditos rápidos, que siempre conllevan una serie de obligaciones en el largo plazo. 
Una vez elegido el destino vacacional, conviene dedicar tiempo en calcular todos los gastos que vayamos a afrontar, desde los desplazamientos hasta el alojamiento, pasando por la manutención y los gastos fijos diarios. Conviene comparar diferentes alternativas de alojamiento para encontrar la más competitiva y que mejor se adapte a nuestros intereses.

Y aquí es muy importante estar muy atentos a las comisiones, recargos o gastos de servicios que muchas veces se esconden detrás de ofertas que se presentan como auténticos ‘chollos’. Una vez que hayamos llegado a nuestro destino vacacional, limitar nuestro presupuesto diario será una buena forma de evitar el despilfarro y no gastar por encima de nuestra capacidad. 

Este periodo se presenta como el ideal para planificar nuestras finanzas

Si planificamos un viaje al extranjero, hay que contactar con nuestra entidad para revisar las condiciones de las tarjetas de crédito y débito y los acuerdos con entidades locales. Y si en tu destino utilizan una divisa diferente al euro, es conveniente viajar con la divisa local en el bolsillo y evitar lo posible transacciones con bancos u oficinas de cambio del país o en el propio aeropuerto. De todas formas, no olvides informarte antes de los tipos de cambio frente al euro y las variaciones.  

Pero más allá de la propia planificación de las vacaciones, este periodo se presenta como el momento ideal para planificar nuestras finanzas con vistas al futuro. Además, estos últimos meses de pandemia han permitido a millones de españoles incrementar su capacidad de ahorro, al recortar sus gastos en partidas relacionadas con el ocio (viajes, salidas con amigos, vestimenta…), lo que supone el escenario ideal para empezar a planificar la jubilación, por muy lejos que parezca.

La premisa es muy clara. Teniendo en cuenta que la pensión pública se irá reduciendo en los próximos años, cuanto antes empecemos a ahorrar, menor será el esfuerzo y mejorarán nuestras condiciones económicas para disfrutar con tranquilidad tras muchos años de trabajo.

Pero, además, es importante analizar qué opciones de inversión nos ofrece el escenario actual para sacar la mayor rentabilidad a nuestros ahorros.  Existen alternativas para adaptar cada estrategia a nuestro perfil, con la ayuda del asesoramiento financiero como la única vía para trazar un plan de ahorro que permita preservar el capital y obtener algo de rentabilidad, frente a los depósitos y cuentas corrientes, en momentos de bonanza en los mercados.

El asesoramiento de calidad alejará los cantos de sirena de aquellos productos que ofrecen grandes rentabilidades sin asumir riesgo, una entelequia en un escenario de tipos bajos prolongados sine die. 

La planificación financiera no permite relajarse tampoco en periodo estival, un pequeño esfuerzo de planificación nos podrá ayudar a lograr resultados muy satisfactorios. ¡A disfrutar del verano y del ahorro!

Andrea Carreras-Candi es Directora de EFPA España.

Temas

Comentarios

Lea También