Sant Salvador salva su pasado marinero

Patí Català Calafell restaurará una histórica barca de pesca olvidada en la playa

José M. Baselga

Whatsapp
Patí Catlà Calafell rescata a la Manuela.

Patí Catlà Calafell rescata a la Manuela.

Llevaba años languideciendo en la playa de Sant Salvador. Atrás había quedado la época en la que no dudaba en batirse con los temporales. Pero todo tiene un tiempo. 

La barca Manuela parecía condenada al olvido en la que fue su playa. Cuando en Sant Salvador la pesca fue un modo de vida acabados los años de comercio de vino y aguardiente.

Agricultura y pesca en un tiempo el que el turismo ni se imaginaba fue la dedicación. Tres familias hicieron del mar su forma de vida. Los Esperrillaire, los Calau y los Parranda, como se conocía a la familia Nin.

Precisamente fue el abuelo Nin quien construyó la Manuela. Le puso ese nombre el homenaje a su esposa. Con la Manuela salía a pescar sepias entre la playa de Les Madrigueres y las primeras casas de Sant Salvador. 

La extensión de algas que había en la zona también propiciaba las capturas de meros,  lenguados, langostas, langostinos y salmonetes muy apreciados en el mercado.

La Barca Manuela fue protagonista permanente de ese mar de Sant Salvador. Pero verla descomponerse a la Manuela en su propia playa, impulsó a los vecinos para intentar rescatarla.



Porque forma parte de la historia que muchos desconocen. No sabe que en aquella costa en el siglo XVIII hubo una gran actividad exportadora de vinos y aguardiente, que también impulsó el oficio de botero y la creación de diversos talleres.

En 1924 Sant Salvador hasta tuvo aduana. Las botas cargadas de los caldos se ataban a cabos que estiraban desde barcos fondeados frente a la costa. La llegada del tren (1864-1865) puso fin a aquella actividad. Y la pesca fue un recurso. Y la Manuela una de las primeras barcas.

Por eso no podía permitirse su desaparición. La entidad Patí Català Carles Barral de Calafell ya se interesó por rescatarla. La entidad recupera viejas embarcaciones para restaurarlas. Y pidió hacerlo con la Manuela.

Este lunes miembros de la entidad han ido a buscarla. La han adquirido por 1 euro. El presidente de Patí Català, Josep Inglada, explica que es la forma habitual parara lograr esas barcas cuyo destino es la desaparición. De esa manera también se oficializa la propiedad.

Es una manera de preservar esa historia. Como la de aquel año en la que una tormenta inundó la zona y el Matíes, un vecino quedó atrapado. El Parranda, con la Manuela acudió al rescate. Los Parranda ya tenían dos barcas grandes y la Manuela, que fue un símbolo de Sant Salvador.

Fue hace años, cuando la regeneración de la playa, que la Manuela no pudo ganar la costa. Unos vecinos ayudaron a sacarla y fue reparada en Calafell. Pero prácticamente desde entonces esperaba su final en la playa.

Noticias relacionadas:

https://www.diaridetarragona.com/costa/El-Vendrell-Salvad-a-La-Manuela-20181007-0048.html

https://www.diaridetarragona.com/costa/La-Manuela-de-Sant-Salvador-ya-tiene-quien-la-quiera-20181010-0050.html

Temas

Comentarios

Lea También