Más de Costa

El museo Pau Casals será más emocional

Durante el próximo año estará en obras para una rehabilitación y una nueva propuesta museográfica

José M. Baselga

Whatsapp
El museo estará en obra casi un año.

El museo estará en obra casi un año.

Una completa renovación para potenciar los valores  y las experiencias. Que pueda alargarse la visita y que al finalizar se salga del museo con una vivencia. Más allá de la visualización de objetos.

El Museo Pau Casals de El Vendrell realizará durante el próximo año una profunda renovación que pasa por una necesaria rehabilitación arquitectónica para reparar los efectos causados por estar en primera línea de mar, pero principalmente para renovar el concepto museístico.

Las obras son en el edificio que data de 1910. Pau Casals compró los terrenos en 1909 y en ellos levantó la vivienda donde juntó recuerdos, documentos, fotografías objetos personales y una valiosa colección de arte de finales del XIX de autores como Ramon Casas, Joaquim Mir, Eliseu Meifren, Apel·les Fenosa, Frederic Mompou o Santiago Rusiñol.

La casa de Pau Casals en Sant Salvador.

La casa es 1910. Dejó de ser la  residencia de Casals en 1939 cuando fue al exilio. En 1974 abrieron varias salas y en 1976 se inauguró como museo.

La proximidad del mar afecta a la construcción y a los sistemas de climatización, electricidad, iluminación, además de a estructuras. Los trabajos servirán para renovar esos equipos y actualizarlos con criterios de eficiencia energética. También deberá rehabilitarse alguna de las obras de arte.

Los jardines de la casa.


Pero más allá de esa intervención arquitectónica, la esencia es implantar un nuevo concepto museográfico. «Que sea  un lugar de inspiración, que genere conocimiento y comparta valores», explica la directora del museo, Nuria Ballester. 

Hace tres años que se planifica. «Transmitir un mensaje más claro y llegar a las nuevas generaciones». Más espacios de vivencias donde escuchar música de manera relajada, consultar documentos y visualizar audiovisuales.

Una experiencia

De esa manera la permanencia en el museo puede alargarse de forma activa y sobre todo que tras la visita quede impregnado la profundización o el descubrimiento de Pau Casals. Que sea una experiencia vital más que un paseo por habitaciones y salas.

El edificio del museo.

El 1 de febrero quedará cerrado el edificio de la exposición permanente. El objetivo es que la obra acabe en octubre de 2021 coincidiendo con el aniversario de la muerte de Pau Casals. 

La exposición en la sala anexa que ahora acoge la muestra 100 años de la Orquestra Pau Casals permanecerá abierta. Los jardines, en los que también habrá una intervención, estarán abiertos a partir de junio.

La renovación coincide con el 20 aniversario de la reapertura del museo tras otra profunda rehabilitación con la actual oferta museográfica y la reciente declaración por parte de la Generalitat como Museu d’Interés Nacional.

El nuevo museo debe situarlo como referente internacional  que sea un polo de atracción por sí  mismo como los son  los centros dedicados a otros compositores en diversos países europeos.

La post pandemia debe llevar a  una transformación de muchos conceptos, entre ellos el turístico. «Y el territorio tiene un elemento que otros territorios no tienen», destacó Jordi Pardo, director de la Fundació Pau Casals.

Las obras tienen un coste de uno 2,2 millones financiados entre el Gobierno Central,  Generalitat, Diputació y Ayuntamiento de El Vendrell. En los últimos 20 años han pasado por el museo unos 350.000 visitantes.

Temas

Comentarios

Lea También