Más de Opinión

800.000 empleos

No seré yo el pájaro de mal agüero que cuestione el optimismo del presidente. Dios me libre

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

No sé si quiso hacer un guiño al pasado, si fue casualidad o si realmente la cifra responde a sus cálculos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer, durante la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, la movilización de 72.000 millones de euros de los fondos europeos de 2021 a 2023, y pronosticó la creación de 800.000 puestos de trabajo en ese periodo. 800.000, ni más ni menos. A los que tenemos ya unos años nos ha venido a la memoria los también 800.000 puestos de trabajo que prometió crear otro socialista, Felipe González, durante la campaña electoral de 1982. Había entonces dos millones de parados en el país, y al final de la legislatura ya eran tres millones. El propio González admitiría y lamentaría más tarde aquel anuncio: «Prometí 800.000 empleos y destruimos 800.000 empleos, y me callo para siempre porque los empleos los dan los empleadores, no el Estado». Treinta y ocho años después, Pedro Sánchez justifica su optimismo en las buenas previsiones sobre el crecimiento económico previsto para el próximo año. Me temo que Felipe González también basó su promesa de creación de 800.000 puestos de trabajo en las previsiones de sus especialistas. No seré yo el pájaro de mal agüero que cuestione el optimismo del presidente. Dios me libre. De hecho, ojalá se generen esos 800.000 nuevos puestos de trabajo en tres años. Sería una gran noticia. Y, sobre todo, esperemos que, después de coincidir en la cifra prometida por Felipe, no tenga que coincidir también después con su lamento. Eso sí que sería terrible.

Temas

  • El Mirador

Comentarios

Lea También