Tarragona Química

El sector químico presume de la seguridad de sus empresas

La AEQT remarca durante su comparecencia en la comisión de estudio del Parlament que es la administración quien diseña la normativa

ACN

Whatsapp
Imagen de la empresa IQOXE, en el polígono sur, que el 14 de enero sufrió el trágico accidente. FOTO: ALBA MARINÉ/DT

Imagen de la empresa IQOXE, en el polígono sur, que el 14 de enero sufrió el trágico accidente. FOTO: ALBA MARINÉ/DT

La Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) y la Federació Empresarial Catalana del Sector Químic (FedeQuim) pusieron en valor la seguridad de las empresas químicas que representan en la sesión de ayer de la comisión de estudio del sector de la petroquímica de Tarragona del Parlament. Los representantes de las entidades expusieron que la accidentalidad de estas compañías está por debajo de la media de la industria y del sector servicios.

En la sesión de ayer participó el gerente de la AEQT, Juan Pedro Díaz, y Juan José Meca, secretario general de FedeQuim. También estaba prevista la comparecencia de un representante de IQOXE, pero la compañía pidió no participar en la comisión hasta que no se levante el secreto de sumario de la investigación de las causas de la explosión. Una petición que fue atendida.

En su exposición, Díaz hizo un repaso de la importancia en la economía del Camp de Tarragona del sector químico. También señaló que «es una actividad de riesgo, como todas las actividades industriales» y que trabajan para lograr «el objetivo de cero accidentes». El gerente de la AEQT destacó que «los parques químicos de seguridad son referencia a nivel internacional» y que su actuación el día del siniestro «funcionó».

Díaz pidió «ayuda» a los diputados que participan en la comisión para acabar con la imagen de inseguridad de la industria química, y consideró que hay «tópicos desafortunados». «Es injusto y es una falta de rigor generalizar a partir de hechos excepcionales», señaló.

Además, apuntó que de lo que pasó a IQOXE se extraerá «un aprendizaje» que deberá culminar en nuevas regulaciones que afectarán al sector a nivel mundial.

Algunos diputados, como Matías Alonso (Cs) apuntaron que «la valoración de riesgos realizada por la empresa estaba desfasada de la realidad». Un hecho al que Díaz, desde la AEQT, respondió que los planes los hacen consultoras especializadas externas a las compañías y que son validados por Seguretat Industrial, organismo que depende de la Generalitat. También aseguró que «todas las empresas han revisado los protocolos y los procedimientos a raíz del accidente».

Alonso también apostó por buscar vías de fiscalización de las empresas más activas. En esta línea, el diputado del PSC, Carles Castillo, pidió que la AEQT exija a sus asociadas que tengan estándares de seguridad que vayan más allá de la normativa y sugirió que la entidad eche a las compañías que no cumplan con los niveles mínimos de seguridad. Según Díaz, hay empresas que tienen niveles de seguridad por encima de los que marca la ley, y se mostró partidario de «trabajar» con las empresas que no cumplan para que lo hagan.

Carles Castillo, pero también Vidal Aragonés (CUP) y Yolanda López (CatECP), pusieron sobre la mesa la formación en materia de seguridad que reciben los trabajadores de las empresas químicas y las reclamaciones que han hecho en este ámbito. De hecho, incluso afirmaron que les han llegado denuncias de empleados que aseguran que su empresa les ha descontado del sueldo el coste de los cursos formativos.

Temas

Comentarios

Lea También