Más de Opinion

Opinion Punto de vista

Sí se debe

En las ruedas de prensa de seguimiento de la pandemia, he notado a faltar algún representante del Ministerio de Economía
 

Josep Muñoz Garcia

Whatsapp
Josep Muñoz Garcia

Josep Muñoz Garcia

Como se puede observa he cambiado el clásico «Sí se puede» por el «Sí se debe» porque en momentos difíciles, actuaciones contundentes y precisas es el deber que nos debemos imponer. Últimamente veo poco la TV y escucho más la radio, aunque al final no sé que medio me proporciona la información más veraz. Por otra parte, no encontraba normal que en las ruedas de prensa que efectúa el Gobierno central, haya ministros y militares (esto segundo lo han cambiado), con la salvedad que no veo representado el Ministerio de Economía, o por lo menos no lo he visto ni oído, con el peso que requiere. Siendo el mismo, el segundo tema para mí también importante, en esta crisis.

Esta pandemia, tiene como es lógico dos focos importantes a resolver «la salud» y «la economía».

La salud, puntalmente, después de las reuniones estamos informados, aunque hay discrepancias, algunas, entre el Gobierno central y las autonomías, en cuanto a «cifras» y forma de «desconfinar». Por suerte, parece, que hemos llegado a la cima y ahora estamos en la desescalada, que, aunque, sin mucha claridad y seguridad, la vamos haciendo, a pesar que el camino no está sin piedras y por eso vamos bajando poco a poco.

Pero quiero entrar en la parte económica que es la segunda preocupación de esta nación. Yo me considero tarraconense, catalán, español, europeo y ciudadano del mundo en consecuencia me preocupan todos estos, digamos, «escalones». Como comento anteriormente, no he visto ni oído muchas propuestas por el Ministerio de Economía, para empezar a resolver «ya» la situación tan preocupante, importante y urgente.

Es obligación y deber de todos el arrimar el hombro y lo que «sea». Dicho lo dicho, propongo las siguientes soluciones, en principio al desarrollar las mismas, seguro saldrán otras, también necesarias.

1.- Saber el importe y contenido global y por autonomías de todas las «importaciones», con detalle del producto.

2.- Saber el importe y contenido global y por autonomías de todas las «exportaciones», con detalle de producto.

3.- Actualización, adecuación de los precios de todos los bienes de consumo y globales al valor de 1985, «antes de entrar en la Unión Europea», con una «sensata actualización».

4.- Reducción al 50% de los diputados del Congreso o sea a 175 en lugar de los 350 actuales. Igualmente, del Senado 258 (208 elección directa más 50 designados por las Comunidades) a 129.

5.- Concretar importe ayuda de la Comunidad Europea y forma de devolución o cancelación.

6.- «Equilibrio» en el reparto de las ayudas del Gobierno central de 16.000 millones a las autonomías.

Exposición de las soluciones:

1.- Importaciones: la clarificación de estas cifras y componentes, nos indicaran en que podemos mejorar en nuestra nación, absorbiendo y ejecutando tanto agrícolamente como industrialmente y otros, parte de esa cifra. Al mismo tiempo, se crearían empresas y ocupación. Yo, no acepto la teoría que compramos más barato que producimos en general. Si así fuere globalmente nos vendría a demostrar la falta de planificación de país, que se ha hecho, en muchos años atrás.

2.- Exportaciones: Igualmente la cifras y composición de las mismas, nos indicarían donde podemos ampliar más las exportaciones en los países ya concertadas y en otros para estudiar. Se podrían crear empresas y ocupación. Las embajadas autonómicas en país concretos, no es un gasto inútil, son urgentemente necesarias.

3.- Actualización de los precios a 1985. Ignoro si se tiene que solicitar a la Unión Europea.

a) El aumento brutal que representó para nuestra economía la entrada en Europa, ahora por necesidad y emergencia la tenemos que recuperar. ¿qué conseguimos con ello? Pues, al tener el coste compra-venta a precios más bajos, todos los españoles que han visto reducidos sus ingresos, podrán adquirir lo necesario a un precio inferior y podrán subsistir esta tregua. Posteriormente y con la reactivación los iremos recuperando, hasta llegar a los del 2019.

b) Actualizar los valores de las viviendas y otros bienes al importe de 1985. (valores catastrales, impuestos, adecuar %. Posteriormente y con la reactivación los iremos recuperando anualmente de acuerdo con el apartado 5 de ayuda de la Comunidad Europea.

c) El resto de bienes que puedan ser necesarios.

4.- Reducción de senadores y diputados, es obvia la necesidad «ya» de adecuar en número de políticos a otras naciones de Europa. Además de esa forma vamos a conseguir que los que resulten excluidos, si son verdaderos españoles y quieren levantar la nación, algunos se sacarán la corbata del color que sea… incluso la negra si no tienen familiares, desgraciadamente fallecidos y montaran empresas o se pondrán a trabajar en otras, no cobrando del paro, ni pagas vitalicias…

5.- Ayuda de la Unión Europea. Dependiendo el importe y forma de devolución o cancelación se puede revalorizar lo que en el punto 3 hemos devaluado. Se calcula que un plazo de ocho años, podríamos estar a la altura de finales de 2019.

6.- Reparto ayudas Gobierno central. La notificación del reparto a autonomías de 16.000 millones que piensa destinar el Gobierno central, debe de ser estudiado a «conciencia». No vale, por habitantes, no vale por el gasto invertido (se puede haber gastado mal), no vale por las pérdidas, no vale por los fallecidos, no vale por las empresas y autónomos, no vale por el paro… El estudio, del reparto, debe de ser equilibrado a otras medidas, razones y valores, más razonadas…

Observaciones: Si importamos menos y tenemos lo necesario, crearemos empleo. Si exportamos más, el beneficio será muy importante, fabricamos a bajo coste y vendemos mucho más caro. La actualización de los precios al 1985 es necesaria. La reducción en política es elemental, incluso en autonomías y ayuntamientos.

Los españoles, en general y en un general muy elevado, no nos asustan los restos duros y difíciles. Hemos sido y somos por suerte una raza especial y diferente. Estamos demostrando unas ganas «inmensas» de volver a trabajar, en todos los sectores, no de hacer «ertes». En consecuencia, esto es lo que nos da y dará aún más fuerza para vencer y superarnos.

Cuando hablamos y nos escuchamos, nos entendemos y comprendemos. Ahora «ya hoy» debemos de demostrar lo que otras veces hemos hecho. Para conseguirlo tenemos que estar todos, todos… unidos. Simplemente. así y sólo así, conseguiremos vencer, aunque algunos no se lo crean.

Por favor ¡cuidaros! Gracias.

*Josep Muñoz Garcia, asesor fiscal

Temas

  • Punto de Vista

Comentarios

Lea También