Anticorrupción pide 32 años para Imanol Arias y Ana Duato

Hay 31 personas implicadas en la causa de presunto fraude fiscal, a raíz de las sociedades instrumentales creadas por el despacho Nummaria

EFE

Whatsapp
Imanol Arias habría defraudado, según la Fiscalía, 2,7 millones de euros, entre 2009 y 2015. Ha devuelto 2,3 millones. FOTO: EFE

Imanol Arias habría defraudado, según la Fiscalía, 2,7 millones de euros, entre 2009 y 2015. Ha devuelto 2,3 millones. FOTO: EFE

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido 32 años de cárcel para la actriz Ana Duato y 27 años para su compañero de reparto en la serie Cuéntame cómo pasó, Imanol Arias, por 7 y 6 delitos fiscales, cometidos a través de sociedades instrumentales creadas por el despacho Nummaria. La Fiscalía reclama la mayor pena para el responsable del despacho, el abogado Fernando Peña (298 años), por liderar la organización criminal con la que se cometió el fraude. Entre los 31 acusados figura también el marido de Ana Duato, Miguel Ángel Bernardeu, productor de Cuéntame, para el que la Fiscalía pide 18 años.

Según la Fiscalía, la cuota defraudada por Imanol Arias en concepto de IRPF de 2009 a 2015 fue de 2,7 millones, de los que hasta el momento ha devuelto 2,3. En lo que respecta a Ana Duato, las cantidades defraudadas entre 2010 y 2017 alcanzaron 1,9 millones, de los que ha devuelto 838.000 euros. Según el escrito, «una parte muy importante de los clientes del despacho Nummaria ha utilizado estructuras societarias opacas diseñadas por éste con el fin de evitar la tributación que hubiera correspondido en España».

Fernando Peña contaba con numerosos colaboradores, entre abogados, economistas, técnicos fiscales, contables y auxiliares administrativos, contratados o retribuidos a través de distintas sociedades, a los que dirige, organiza y controla al objeto de prestar los servicios a sus clientes. Con el fin de evitar que las actividades ilícitas que realizaba bajo la cobertura de la asesoría fiscal, creó un entramado de al menos 22 sociedades españolas; al tiempo que, con sede fuera de España, fundamentalmente en Costa Rica e Inglaterra, pero también en Canadá, Uruguay y Luxemburgo, controla múltiples sociedades en número superior a doscientas, que emplea, tanto para facilitar la opacidad de las operaciones del despacho Nummaria, como para entregarlas a los clientes que desean emplearlas para la realización de las actividades ilícitas, según Anticorrupción.

Temas

Comentarios

Lea También