Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Al Baix Penedès 'se le ve el plumero'

El Vendrell. Localizan en la zona de Les Madrigueres núcleos de plumero de la Pampa, una especie muy invasora y con una gran capacidad de expansión

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
El calor y el agua han propiciado un fuerte rebrote de la caña. A la derecha, ejemplares de plumero de la Pampa. FOTO: JMB

El calor y el agua han propiciado un fuerte rebrote de la caña. A la derecha, ejemplares de plumero de la Pampa. FOTO: JMB

Iba a ser una planta para uso ornamental. Originaria de América del Sur, los penachos que la coronan decoraron muchos jardines, sobre todo en los años 60. Pero también el gobierno central de la época pensó que esas crestas alegrarían las medianas de autopistas y autovías. El plumero de la Pampa era un habitual de las carreteras.

El viento de los coches extendía las semillas y ahora es una especie fuera de control. No fue hasta 2013 cuando se incluyó en el catálogo de especies invasoras y quedó prohibida su plantación y comercialización. Pero ya fue tarde y ahora no se sabe cómo acabar con ella.

El grupo ecologista de El Vendrell (Geven) alerta de la aceleración que esa planta tiene en el Baix Penedès. Partiendo de una zona que fueron marismas en primera línea de mar. En Les Madrigueres ya han surgido núcleos de plumero de la Pampa.

Plumero de la Pampa.

Los ecologistas advierten que en los últimos años la especie ha colonizado terreno, por lo que piden a los ayuntamientos acciones para eliminarla, incluso de jardines en los que se plantaron hace años.

Ricardo Collado, presidente del Geven, explica que en Les Madrigueres «erradicarlos es imprescindible para evitar su extensión y para preservar ese ecosistema protegido y que se intenta renaturalizar».

Además de desplazar a especies autóctonas más beneficiosas para el suelo y el medio, esos plumeros son una tortura para los alérgicos a la gramíneas.

Y caña asiática

Todo apunta a la amenaza de que el plumero de la Pampa va a cohabitar en Les Madrigueres con la mal llamada caña americana, ya que su nombre es la caña asiática, que ya se ha convertido en una especie muy habitual y extendida, principalmente en márgenes de rieras.

Pero su gran presencia no indica que sea una especie adecuada. El excesivo calor de este año unido a la existencia de agua es el caldo de cultivo perfecto para la expansión de la caña asiática.

Les Madrigueres invadidas de caña asiática.

En Les Madrigueres ha crecido con gran virulencia. Este otoño el Geven ha programado una campaña para eliminar ejemplares de la zona para evitar que desplace a las especies autóctonas que se intentan introducir.

En los últimos años los ecologistas han eliminado miles de ejemplares de cañas en ese ecosistema natural, pero ha habido un gran rebrote. Además de la afectación para el medio, esa caña es un gran propagador de incendios por su capacidad inflamable.

Diques

Al crecer en los márgenes de las rieras encuentran en los cauces, habitualmente secos, unas autopistas para propagar los incendios hacia el interior. Collado añade que la caña también crea zonas tan tupidas que forman fuertes diques que retienen el agua en caso de avenidas, favoreciendo las inundaciones.

Los ecologistas impulsarán la retirada de caña en Les Madrigueres.

Pero preocupa especialmente la llegada del plumero de la Pampa ya que es muy difícil de erradicar. Ni el fuego puede evitar que rebrote allí donde se ha asentado. Desde el Geven señalan que deben tomarse medidas para controlarlo.

La expansión de ese plumero es a nivel mundial. Desde Nueva Zelanda a Estados Unidos y China. En la península, en el norte se ha convertido en una emergencia ecológica. La presencia en núcleos de Les Madrigueres ha levantado las alarmas ecologistas.

Caña

Otra lucha es contra la caña asiática. La Agència Catalana de l’Aigua (ACA) ya realiza campañas durante el año para desbrozar los márgenes de las rieras, pero la gran capacidad de expansión de la planta obligaría a los ayuntamientos a realizar reiteradas y constantes intervenciones y a tratar el terreno para evitar que rebrote.

En el Baix Penedès puede seguirse un continuo de caña asiática desde la desembocadura de la riera de La Bisbal, junto a Les Madrigueres en El Vendrell, hasta Llorenç del Penedès y La Bisbal.

Ahora el temor es que esa misma expansión de los cañizales lo sigan los plumeros que han comenzado a detectarse.

Temas

Comentarios

Lea También