Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arabia Saudí abre la puerta a los turistas

De momento cubre a 49 países e incluso contempla cierta flexibilidad con el atuendo de las turistas

EFE

Whatsapp
Imagen de la Medina, en Arabia Saudí. Foto: Pixabay

Imagen de la Medina, en Arabia Saudí. Foto: Pixabay

Las autoridades de la ultraconservadora Arabia Saudí han dado un nuevo paso en el proceso de apertura del país habilitando por primera vez la concesión de visados de turismo, una opción que de momento cubre a 49 países y que incluso contempla cierta flexibilidad con el atuendo de las turistas.

La página web de la autoridad de migraciones de Arabia Saudí explica hoy que los nuevos visados electrónicos pueden ser solicitados por los ciudadanos de Estados Unidos, del espacio Shengen de la Unión Europea, de Australia, Japón, Corea del Sur, Sudáfrica, Brunéi, Malasia, Singapur y Taiwán.

"Históricamente Arabia Saudí ha sido uno de los países más difíciles de visitar", señala el sitio web, en el que se destaca que "la nueva visa electrónica marca el principio de un nuevo capítulo para el país, abriendo el turismo (...) en la cuna del islam".

Sin embargo, aún la página no permite realizar la solicitud electrónica, que según el presidente del Consejo de directores de la Comisión Saudí de Turismo, Ahmad Al Khatib, está ya aprobada y tardará siete minutos en cumplimentarse. 

Al Khatib anunció públicamente la decisión del reino en una declaración en la que explicó que los visados tendrán una duración anual y permitirán entradas y salidas múltiples con un máximo de 90 días de estancia en el país y un costo de 440 riales (117 dólares), que incluye el seguro médico, tasas y impuestos.

En un país con un código muy conservador de vestimenta para las mujeres, que suelen ir completamente cubiertas, Al Jatib señaló que las extranjeras no deberán llevar la abaya o túnica islámica, aunque deberán vestir de manera "discreta".

El Gobierno saudí espera alcanzar las 64 millones de visitas para 2022 y 100 millones para 2030.

Los solicitantes no tendrán necesidad de indicar su religión, pero los no musulmanes no podrán visitar las ciudades sagradas de La Meca y Medina.

El funcionario señaló que se establecerá un fondo de desarrollo del turismo para hacer frente a las nuevas demandas a las que aspira el reino dentro de la Visión 2030, un proyecto de desarrollo integral del país lanzado por el Gobierno saudí.

Las medidas anunciadas por las autoridades saudíes en relación con el turismo acompañan a otras tomadas en los últimos meses para permitir el ingreso de extranjeros que quieran residir e invertir en el país.

En septiembre del año pasado, se anunció la concesión de visados especiales por primera vez a aquellos turistas extranjeros que quisieran acudir a un evento deportivo o espectáculos en el reino, con el fin de diversificar su economía.

Arabia Saudí acogió el año pasado un gran premio de Fórmula E y por sus dunas se correrá el próximo París-Dakar. Además, artistas como Enrique Iglesias, David Guetta o The Black Eyed Peas han actuado en conciertos multitudinarios en los últimos meses.

También en mayo pasado el Consejo de Ministros aprobó un nuevo programa de "residencia especial" para los extranjeros en el reino, que sustituiría al sistema de patrocinio que exige tener a un empleador saudí para la entrada y salida del país de los expatriados y al que todavía están sujetos. 

Temas

Comentarios

Lea También