Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Tercera División

La Pobla echa el cerrojo

El filial grana acumula ya tres partidos sin encajar gol y se mantiene imbatido en el Municipal de la Pobla. Solo ha recibido un gol en toda la temporada

Juanfran Moreno

Whatsapp
Arnau Riera detiene en penalti ante el Igualada que podría haber metido a los visitantes en el partido. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Arnau Riera detiene en penalti ante el Igualada que podría haber metido a los visitantes en el partido. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Uno de los grandes pilares en los que la Pobla ha cimentado su gran comienzo de temporada ha sido la defensa. El filial grana se está erigiendo como un equipo muy fiable en fase defensiva y está provocando que los rivales sufran mucho para generarle ocasiones. Tanto, que en los últimos tres partidos no ha encajado gol y ya acumula 270 minutos sin recibir un tanto en contra.

El único gol que ha recibido hasta el momento el conjunto dirigido por Albert Company fue en la primera jornada de campeonato ante el Horta. Un tanto que llegó ya con el 0-2 en el marcador y que por lo tanto no tuvo gran incidencia en el resultado final.

A partir de ahí, el filial grana no sabe lo que es encajar. Castelldefels, Vilafranca e Igualada han desfilado por el Municipal de la Pobla y se han ido de vacío, tanto a nivel de goles como de puntos. Los dos primeros apenas le generaron y el Igualada sí que lo hizo, pero se encontró con un inspiradísimo Arnau Riera.

No hay dudas que si la Pobla es un equipo tan fiable en fase defensiva hay varios argumentos que explican ese hecho. El primero es el espíritu colectivo que presentan los futbolistas de Albert Company. El filial grana es un equipo solidario que sin balón muestra intensidad y capacidad de repliegue y conquista de segundas jugadas. Un equipo que presiona bien y que cuando tiene que replegarse no le entra vértigo. El 4-4-2 en fase defensiva con el que se arropa le está funcionando perfectamente.

El segundo argumento que explica el gran nivel de forma en fase defensiva del equipo es el rendimiento que están ofreciendo los puntales de la defensa. Todos están a un nivel descomunal. Arnau Riera da seguridad con su juego de pies y bajo palos dio una auténtica exhibición ante el Igualada. Paró un penalti y salvó un gol a bocajarro que pudo meter a los visitantes en el encuentro.

Pareja de centrales consolidada

De la pareja de centrales también hay que hablar. Pol Domingo y Roger Figueras están reafirmándose como una de las zagas más firmes de la categoría. El primero impone su velocidad y el segundo su conocimiento táctico y su finura a la hora de sacar el balón jugado. Los dos llevan jugando juntos desde la pasada temporada y eso es algo que se percibe con claridad. Se entienden sin apenas mirarse y transmiten una confianza que el resto de sus compañeros agradecen.

No obstante, los dos laterales también están a un gran nivel. Sergi Caballero y Sergi Cardona están siendo muy fiables en los costados, pese a que son carrileros con clara vocación ofensiva. En todo caso, están eligiendo cuando incorporarse y apenas están dejando la espalda descubierta.

Más allá de los nombres que componen la defensa, el resto del equipo también está resultando imprescindible para mantener el equilibrio del equipo en todo momento. Óscar Sanz está siendo ese mediocentro posicional que todo equipo necesita. Alberto García y Sergio Montero se están desgastando pese a ser dos interiores ofensivos y Dani Molina está aportando un equilibrio vital al equipo.

Por último, los delanteros también están muy mentalizados de que deben aportar en fase defensiva para que el equipo no se parta e incomodar la salida del rival desde la primera línea. La Pobla está en racha en todos los sentidos. Ahora le espera otro filial, el Peralada.

Temas

Comentarios

Lea También