Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona #seriesenvena

En busca de la verdad sobre el español en el corredor de la muerte

‘En el corredor de la muerte’. La miniserie de Movistar+, basada en el libro de Nacho Carretero, narra el complejo caso de Pablo Ibar

Yolanda Fernández

Whatsapp
Pablo Ibar es interpretado por un espléndido Miguel Ángel Silvestre. Foto: Movistar+

Pablo Ibar es interpretado por un espléndido Miguel Ángel Silvestre. Foto: Movistar+

El 27 de junio de 1994 los cuerpos sin vida de un hombre y dos mujeres aparecen en una casa de un tranquilo barrio de Miami cruelmente asesinados.

Han sido acribillados a balazos y a golpes. En la propia escena del crimen, sorpresivamente, la policía descubre una cámara de vídeo que contiene la grabación del asesinato. Esta grabación será la pista principal en la investigación. En ella, se ve cómo uno de los atacantes se descubre el rostro que lleva tapado con un pasamontañas y queda expuesto a la cámara.

Tres semanas después Pablo Ibar (Miguel Ángel Silvestre) es detenido por un altercado con armas de fuego. En la comisaría en la que se encuentra, un oficial cree reconocer en Ibar la cara borrosa que aparece en el vídeo del triple asesinato.

Y a partir de ahí comienza el calvario de Ibar. Pablo jura y perjura que no tiene nada que ver con el crimen del que se le acusa.

¿Quién es Pablo Ibar?
Pablo Ibar ha nacido en Estados Unidos aunque está nacionalizado español. De padre vasco, Cándido (Ramón Agirre) y madre cubana, Cristina (Laura de la Luz), es un pelotari al que su padre quiere ver triunfar en este deporte.

Pablo Ibar jugaba a la pelota vasca. Foto: Movistar+

Se da la circunstancia de que es sobrino del mítico boxeador vasco Urtain, cosa que le ha ayudado a la hora de buscar apoyos para demostrar su inocencia, primero en el País Vasco y más tarde a nivel nacional.

Es durante una visita a su madre, que divorciada ya de su padre vive en Miami, cuando suceden los hechos.

En Miami Ibar conoce a Tanya (Marisé Álvarez), una chica de la que pronto se enamora y se harán novios. Precisamente Tanya es la coartada que tiene Pablo para demostrar su inocencia, ya que él alega que pasó toda la noche con su novia en la fecha en la que sucedió el asesinato múltiple. Además de que ninguna prueba encontrada en la escena del crimen es concluyente ni incriminatoria. La policía solo tiene una imagen borrosa extraída del vídeo y el testimonio de un hombre que vio tras un coche con cristales tintados a dos jóvenes huir del lugar de los hechos.

Marisé Álvarez (Tanya) y Miguel Ángel Silvestre (Pablo). Foto: Movistar+

A partir de ahí, y tras una investigación y proceso judicial plagado de errores y chapuzas, Pablo Ibar es condenado a muerte en el año 2000.

Pablo Ibar lleva 25 años en la cárcel,  19 de
ellos en el corredor de la muerte, en EEUU

Todo esto es lo que narra la nueva miniserie de Movistar+ En el corredor de la muerte, basada en el libro homónimo de Nacho Carretero. A lo largo de cuatro episodios de unos cincuenta minutos de duración su director, Carlos Marqués-Marcet, plasma de una manera sobria y contenida todo el calvario que está viviendo desde hace veinticinco años Pablo Ibar. Su lucha sin cuartel por demostrar su inocencia y eludir la pena de muerte y todo lo que una familia puede llegar a hacer para ayudarle y sobrevivir a un sistema judicial estadounidense que, a pesar de presumir de ser un ejemplo para todos, deja mucho que desear. Donde queda claro que si tienes dinero tienes muchas posibilidades de salir con bien y si no tienes un euro estás condenado al fracaso.

Nivel actoral notable
La interpretación de Miguel Ángel Silvestre como Pablo Ibar es tal vez su mejor trabajo hasta la fecha. Demuestra una madurez y un saber estar que le hacen ser de lo mejor de la serie. El acento cubano que pone durante toda la serie te hace creer que verdaderamente estás ante una persona nacida en la misma Habana. Aunque su actuación va mucho más allá. Junto a él, la interpretación de Marisé Álvarez como Tanya, la novia y más tarde esposa de Ibar, es otro de los puntos fuertes. Esta actriz puertorriqueña, prácticamente desconocida para el público de nuestro país, hace un trabajo realmente excepcional. Ponerse en la piel de Tanya no debió de resultarle nada fácil. Tanya es una mujer que ha sufrido tanto o más que el propio Pablo y que aun así sigue con ganas de seguir luchando por su libertad.

Lo único claro que queda tras ver la serie es que en Estados Unidos sin dinero, no eres nadie

Otro de los puntos fuertes de la serie es la manera que tiene de estructurar la narración. Está montada por bloques donde el protagonista de cada uno de ellos es un personaje diferente, de tal manera que para una misma situación vemos diferentes puntos de vista. Resulta sorprendente, aunque tiene su lógica ya que la mayoría de la acción ocurre en Estados Unidos, que gran parte de la serie sea en inglés subtitulada en castellano.

Tal vez de los pocos peros que le encuentro a la serie, es que debido a su tono sobrio y comedido le falta algo más de viveza. Hay situaciones en las que echo en falta más energía y contundencia aunque si es cierto que son las menos.

En una tesitura como la de Pablo Ibar en la que, hasta la fecha, no se ha demostrado claramente su inocencia o culpabilidad, el libro y la serie han optado por creer a Pablo y desde ese punto de vista se narran todos los hechos. El tiempo y la justicia americana dirán quién tiene la razón. De momento, En el corredor de la muerte es una buena oportunidad para documentarse al respecto.

Temas

Comentarios

Lea También