Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una capoeirista cambrilense de película

CAPOEIRA. La actriz y deportista cambrilense Marina Campos logró 
el bronce en los Juegos Mundiales celebrados en Brasil

Jaume Aparicio

Whatsapp
Marina Campos posa con
el título logrado en la playa de Copacabana, Brasil.
FOTO: CEDIDA

Marina Campos posa con
el título logrado en la playa de Copacabana, Brasil.
FOTO: CEDIDA

La Capoeira es uno de los grandes símbolos de Brasil y de la lengua portuguesa. Una mezcla de danza, lucha, acrobacias... considerada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, dirigida y controlada por sus fundadores, los brasileños. Por eso, ver en el podio de un campeonato mundial de capoeira una bandera que no sea la verde-amarelha de ‘Ordem e progresso’ resulta tremendamente difícil. La cambrilense Marina Campos lo logró el pasado mes de agosto en Rio de Janeiro en la 12ª edición Juegos Mundiales de la escuela Abadá (Asociación brasileña de deporte y desarrollo del arte de la Capoeira), la escuela fundada por el José Tadeu Carneiro Cardoso (alias Mestre Camisa) y una de las más grandes del mundo por estructura con presencia en 60 países y más de 50.000 integrantes. Se colgó un bronce que supo a gloria.

Desafiar a las grandes dominadoras de este arte marcial es algo inimaginable para un persona que se toma la capoeira como una afición. Con mucha dedicación, pero un pasatiempo, al fin y al cabo. «De las cuatro chicas que estábamos en el podio, dos brasileñas y una rusa, yo era la única que no me dedico de manera profesional a la capoeira», cuenta.

Marina Campos es actriz. Hace nueve años se trasladó a Madrid para proseguir con su carrera artística que le ha llevado a aparecer en series como Rabia, Merlí Sapaere Aude y películas como ‘Es por tu bien’. Sin olvidarse de meter en la maleta su pasión por la capoeira que empezó a practicar en 2007 en Abadá Capoeira en el Club Nàutic de Tarragona.

En la capital, Safira, su apodo en el mundo de la capoeira, siguió desarrollando sus habilidades y compitiendo. De los ocho campeonatos nacionales de Capoeira que se han disputado en España, seis acabaron con Marina Campos en lo más alto de los cajones. Su historia en las competiciones mundiales comienza en 2015. Los primeros mundiales en los que hombres y mujeres participaron en diferentes categorías. Consiguió una clasificación histórica para una española. La cambrilense no se contentó con ese premio, sino que se presentó a la competición para conseguir la cuarta colocación.

Al siguiente mundial, dos años después, Marina Campos ‘Safira’ regresó aún más decidida. Dispuesta a seguir escalando en la tabla clasificatoria. Un reto que superó con creces. Acabó con el título de la mejor cuerda verde del mundo. En capoeira femenino las diferentes divisiones se hacen en función de conocimientos. A cada graduación le acompaña un color diferente. La deportista de Cambrils cambió en mayo y subió al escalón verde-morado. Un peldaño más en la pirámide de la capoeira que no impidió que Marina Campos pudiera volver a clasificarse para acudir a Rio de Janeiro y volver a entrar en la final. «Es muy difícil explicar la cantidad de emociones que van y vienen durante todo el campeonato, son muchos días y estás agotada, pero el momento mágico, sin duda, es cuando oyes anunciar tu nombre porque has entrado en la final. Entonces sientes que todo el esfuerzo ha valido la pena», concluye.

Comentarios

Lea También