Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición ve «opacidad» en la gestión municipal

PSC, Cs y PP critican la «cacicada» de la plaza para coordinar Cultura, mientras que la CUP defiende la internalización de las guarderías

Octavi Saumell

Whatsapp
Los ediles de Ciutadans  y del PSC, durante el pleno del pasado viernes. Foto: Pere Ferré

Los ediles de Ciutadans y del PSC, durante el pleno del pasado viernes. Foto: Pere Ferré

Las formaciones de la oposición evitan morderse la lengua y no esperan a los cien días de gobierno para valorar las primeras acciones del ejecutivo de la Plaça de la Font. «Ricomà empieza a dar la sensación de que las cacicadas serán la práctica habitual de su gobierno», indica el portavoz municipal de Ciutadans, Rubén Viñuales, quien resalta que «ya vemos a que se refería con lo de la Tarragona del canvi: hacer lo que le da la gana sin importarle los informes de control».

Por su parte, Sandra Ramos (PSC) critica especialmente el caso de la coordinación de Cultura. «No creemos que fuera un tema urgente, ya que la persona que ocupa ahora el puesto de Cap de Gestió de Cultura estará hasta el 31 de diciembre. No entendemos estas prisas», indica la portavoz de la formación socialista, quien justifica la abstención de su partido en la votación sobre la subrogación del personal de las Llars d’Infants. «Es un proyecto que iniciamos nosotros y que no podíamos votar en contra, ya que estamos hablando de un sector muy feminizado», afirma la representante del PSC. Pese a ello, desde la formación más votada el pasado 26 de mayo se lamenta que «se supriman plazas de la estructura municipal» cuando la forma de subrogación «aún no está clara».

Más contundente se muestra José Luis Martín (PP): «La nueva política de Ricomà está marcada por la opacidad, el sectarismo y la falta de rigor. Actúa de espaldas a los grupos municipales y, por tanto, a la ciudadanía. Lleva expedientes incompletos a las comisiones informativas y hasta con informes desfavorables al pleno. Tampoco entendemos que ni siquiera convocara la Junta de Portavoces que solicitamos para exigir explicaciones. ¿Qué tiene que ocultar?», se pregunta el edil popular.

La CUP avala las Llars d’Infants

Por su parte, Laia Estrada (CUP) afirma que el caso de las Llars d’Infants «es muy diferente al coordinador de Cultura». A diferencia de este último caso –en el que la CUP vetó su debate en el pleno– las cupaires consideran que «es positivo que se recuperen servicios que estaban externalizados, con la subrogación de los trabajadores». Pese a ello, Estrada lamenta los problemas legales para poder definir la fórmula para ello, ya que «la legislación está pensada para externalizar servicios, pero no para internalizarlos».

Temas

Comentarios

Lea También