Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion editorial

Todos contra el fuego, también la UME

Quim Torra ha agradecido la intervención de la Unidad Militar de Emergencias en el incendio de Ribera d’Ebre

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Quim Torra conversa con un miembro de la UME desplazado al incendio de la Ribera d'Ebre. EFE

Quim Torra conversa con un miembro de la UME desplazado al incendio de la Ribera d'Ebre. EFE

La Ribera d’Ebre sigue luchando contra el que ya es el peor incendio forestal registrado en España en lo que va de año. El último balance ofrecido a media tarde por el jefe del operativo cifraba en 6.500 las hectáreas calcinadas. A esa hora los efectivos desplazados al lugar se centraban en controlar el flanco derecho del incendio, que amenazaba con quemar un total de 20.000 hectáreas. Un auténtico desastre. Todos los recursos son pocos para combatir las llamas. El fuerte viento y las altas temperaturas, sumadas al árido terreno, complican las labores de extinción. Decenas de vecinos han sido evacuados. 
Un total de 350 Bombers de la Generalitat trabajan en la zona, con 90 dotaciones, 45 vehículos de agua y 45 dotaciones ligeras, y nueve medios aéreos. A estos recursos autonómicos hay que sumar cuatro aviones del Ministerio de Agricultura: dos aviones anfibios Canadair y otros dos aviones de carga en tierra Airtractor 802. Y, por supuesto la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha aportado 220 militares junto a 66 vehículos, entre ellos 12 autobombas forestales, dos aviones anfibios del 43 Grupo del Ejército del Aire, dos helicópteros (Cougar y EC-135) y dos máquinas de ingenieros Dozer D7. El despliegue de medios habla muy a las claras de la magnitud de la tragedia. Si con todos estos recursos resulta ingente la labor de extinción, asusta pensar si la lucha contra el fuego tuviera que enfrentarse sólo con los medios de que dispone la Generalitat. 
El presidente Quim Torra, cuando agradeció la labor de todos los cuerpos  y servicios que participan en las tareas de extinción, también citó al final a la UME, sólo con sus siglas, como pasando de puntillas por el término militar. No le deberían doler prendas al president en agradecer el concurso de la UME en esta batalla contra el fuego. Aunque el momento sea dramático y pueda sonar a inoportuno, sería bueno aplicarse la lección de que unidos se vencen mejor las dificultades, contra el fuego y contra cualquier otra contingencia. 

Temas

Comentarios

Lea También