Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis años de viaje solidario

Reportaje. ‘El Camí de la Solidaritat’ nació con Roger Solà, un joven de Cambrils que quiere concienciar a la ciudadanía y buscar su complicidad

Jordi Abellà

Whatsapp
Miembros de ‘El Camí de  la Solidaritat’ junto a las protagonistas de este año, Inés y María. FOTO: el camí de la solidaritat

Miembros de ‘El Camí de la Solidaritat’ junto a las protagonistas de este año, Inés y María. FOTO: el camí de la solidaritat

Nacido en Cambrils, de una iniciativa propia de Roger Solà en verano de 2013, El Camí de la Solidaritat es un proyecto sin ánimo de lucro con unos principios sociales y lúdicos que tienen como finalidad sensibilizar y solidarizar a la población cambrilense hacia colectivos en riesgo de exclusión social. La iniciativa ha conseguido consolidar un grupo de voluntarios que organizan todos los años una serie de actividades benéficas que llevan organizándose desde 2013.

El objetivo principal es recaudar fondos para aquellas personas del municipio que más lo necesiten. Cada año el dinero recaudado se destina a fines distintos. La primera edición se celebró el año 2013, organizada por Roger, quien siempre contó con la ayuda de sus padres y sus amigos más cercanos. Se realizó una carrera-caminata de 1609 metros. La edición fue enfocada a la asociación Gripau Blau de Cambrils, con el objetivo final de ofrecer sesiones de equinoterapia para los pacientes de la organización. El total de participantes llegó a 250 y las donaciones llegaron a los 3.000€.

En 2014 se celebró la segunda edición de El Camí de la Solidaritat con el objetivo de reunir dinero para meriendas para los niños, destinado a la organización Niños con riesgo de exclusión de Cambrils. La actividad principal fue la misma que en el año anterior, una carrera-caminata, en la que, en aquella ocasión, participaron voluntarios de toda edad.

Los participantes fueron 300, con unas donaciones que alcanzaron los 3.500€. Roger Solà comenta que «desde la organización se esperaba un mayor aumento de la participación respecto al año anterior». 2015 fue un año de transición antes de la siguiente edición, en el cual se realizó una actividad de Buball Football para recaudar alimentos para los más necesitados del municipio.

Este año sirvió para coger más impulso para el siguiente año y consolidar un equipo, fue así como se logró hasta el momento la mayor cantidad de donaciones, 12.800€, y la mayor participación. En esta edición participaron 800 personas y 42 empresas colaboradoras. Se realizaron una caminata de 2km y una carrera profesional de 5km. Desde la organización se quiere subrayar que «el objetivo principal era convertir nuestro proyecto en la carrera solidaria más numerosa del municipio, recaudando el máximo dinero posible para destinarlo a los niños y niñas en riesgo de exclusión de Cambrils».

Este año los beneficios van dirigidos a la asociación ENACH, que va a invertir las donaciones en la investigación de la enfermedad PLAN, una enfermedad que está caracterizada por una degeneración progresiva del sistema nervioso. Los organizadores decidieron realizar una media maratón, en Cambrils, acompañados de las dos protagonistas de la edición, Inés y María, dos niñas gemelas del municipio que sufren esta enfermedad. Durante la media maratón, los miembros de la organización llevaron camisetas donde lucieron a los patrocinadores que colaboran activamente con la organización. La familia de las niñas se ha mostrado muy agradecida por la colaboración y la implicación de la gente en esta iniciativa.

De cara al futuro, El Camí de la Solidaritat quiere seguir realizando actividades diversas para prestar la mayor ayuda posible a todos aquellos vecinos de Cambrils que más la necesiten, como han estado haciendo durante todas sus ediciones.

Temas

Comentarios