Jordi Jané pasa página y se pone la toga

El exvicepresidente del Congreso y exconseller d’Interior de la Generalitat deja atrás su etapa política y abre un nuevo despacho de abogados en Tarragona

Octavi Saumell

Whatsapp
Jordi Jané, ayer por la tarde, en su nuevo despacho de la Rambla Nova. FOTO: Pere Ferré

Jordi Jané, ayer por la tarde, en su nuevo despacho de la Rambla Nova. FOTO: Pere Ferré

Jordi Jané ha decidido dejar definitivamente atrás la política. El exvicepresidente del Congreso, exdiputado y exconseller de l’Interior de la Generalitat ha abierto este mes de octubre un nuevo despacho de abogados en la Rambla Nova, en lo que supone el pistoletazo de salida de una nueva etapa, alejada del Procés, del foco mediático y de las pugnas partidistas.  
«Del paso por la política me quedo con la buena gente que he conocido y el hecho de poder estar en contacto con todos los sectores del territorio.

Ahora me hacía ilusión iniciar un nuevo proyecto en el ámbito privado. Y quería hacerlo en Tarragona», afirma el ya expolítico, quien desde 1986 había tenido responsabilidades en la administración pública: primero como asesor jurídico de la entonces denominada «minoría catalana» en las Cortes Generales y, ya desde 1999, como diputado y miembro del ejecutivo catalán, del que salió en verano de 2017. Desde entonces había vuelto a su plaza de funcionario en la Generalitat, de la que ahora ha pedido una excedencia. Pese a su paso a la abogacía seguirá colaborando con la Universitat Rovira i Virgili (URV) y la Universitat Pompeu Fabra, donde imparte Derecho Constitucional.   

Mirando al pasado, a lo largo de su trayectoria pública Jané ha participado en la elaboración de más de cien leyes, como las del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional o las de Seguridad Vial. «Ahora ha llegado el momento de aplicarlas desde el otro lado», bromea el abogado, quien tiene un recuerdo para su excompañeros del Govern. «Deseo que se pueda demostrar que fueron personas dedicadas a una función de servicio público de primer nivel», y menciona especialmente del vallense Cèsar Puig. «Fue un gran secretario general. Es una persona íntegra y un gran profesional», remarca. 

Ya de cara al presente y al futuro, Jané reconoce que «poner en marcha un despacho es complejo. Estoy buscando a cinco abogados», afirma el máximo responsable de Jané Assessors, con una sonrisa en su expresión. «Estoy muy ilusionado. Acabo de cumplir 55 años y me siento muy joven. Seremos un despacho en clave tarraconense», afirma finalmente Jané, quien se ocupará de la parcela del Dret Públic

Temas

Comentarios

Lea También