Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuando se activa el poder de los sentidos

La fuerza del rosa. La editorial Piscina Un Petit Oceà presenta un libro-golosina sin ilustraciones para despertar la imaginación de pequeños y mayores

AGNÈS LLORENS ALTIMÍS

Whatsapp
La editorial Piscina Un Petit Oceà presentó su nuevo tomo en el Antic Ajuntament.  FOTO: ALBA MARINÉ

La editorial Piscina Un Petit Oceà presentó su nuevo tomo en el Antic Ajuntament. FOTO: ALBA MARINÉ

La vista, el olfato, el gusto, el oído y el tacto. Seguramente a muchos la enumeración les devuelva la bruma de polvo de tiza de sus horas de clase de ciencias naturales, pero el hecho es que muchos de nosotros vivimos el día a día sin prestar mucha atención a nuestros sentidos. Las herramientas con las que percibimos el mundo que nos rodea son una arma poderosa para construir pequeñas narraciones y textos que tienen un gran poder evocador, así lo defienden los responsables de la editorial Piscina Un Petit Oceà que ayer martes presentaron en el Antic Ajuntament de Tarragona un libro de literatura infantil i juvenil que, precisamente, forma andamios de literatura con los sentidos. 
El resultado es un volumen que puede parecer la antítesis del tradicional libro dirigido a un público joven. Un tomo sin fotografías e ilustraciones, en el que predomina el rosa pastel y con un título valiente por lo anticomercial; Visual i dits i nas i orelles i gust de cireres. «El punto de partida era unir historias de varios autores que hablaran de imágenes en un libro que no las tuviera, pero el proyecto creció y, al final, las colaboraciones se basan en los distintos sentidos», explica Joan Rioné, el alma de esta editorial tarraconense que se dedica, sin miedo, a alimentar la imaginación de niños de todas las edades. 

Un total de 39 autores dan cuerpo a las narraciones del libro, que respondieron a la llamada de los responsables de la editorial de presentar un texto libre sobre alguno de nuestros sentidos y con una extensión máxima de 400 palabras. Entre las aportaciones se encuentran autores locales y conocidos —como Lolita Bosch, Joaquim Carbó, Teresa Duran, Olga Xirinacs y Rat Cebrián, por ejemplo— junto con otros que serán una sorpresa agradable, pero todos ellos cuentan con «experiencia en la publicación en el mundo de la literatura infantil y juvenil», explica Rioné, que durante la presentación actuó de auténtico maestro de ceremonias —ataviado con la ya mítica camiseta de rayas viste a al editorial y con una cola de sirena de color rosa— mientras manifestaba que «hacer un libro es colaborar con gente a la que conoces, con autores a los que todavía no pero con los que trabas amistad y hacer realidad libros como este, que creemos que reivindican el derecho a la abstracción y a la libre imaginación». 

El resultado es un volumen que suple la ausencia de dibujos con un diseño muy cuidado, en el que destacan la variedad de colores pastel y los diferentes tipos de tipografías y papel que lo forman. «Creemos que el libro, como objeto físico, nos retrotrae a una golosina, por esto hemos usado el rosa pastel como color de portada, junto con otros colores de la misma gamma, que recordarán a los lectores a los envoltorios de caramelos», explicaba este martes el responsable del diseño del volumen, Gerard Joan, que ha trabajado codo con codo con los responsables de Piscina Un Petit Oceà para hacer realidad un producto cultural que se escapa de los estándares de títulos dirigidos a los más pequeños y que, tal como apunta el responsable de la editorial «queremos que también sea un libro que también despierte el interés de educadores, maestros y maestras,  escritores y profesionales del sector». 

El resultado es un tomo sobrio, de sabor dulzón, que en su interior esconde poemas, haikus y pequeñas narraciones que tratan de paisajes y recuerdos agradables, pero también ahondan en temas siempre espinosos, como el duelo. «Apostamos siempre por la lectura compartida con un adulto y creemos que algunos de los textos pueden ser empezados a compartir a partir de los tres o cuatro años», detalla Rioné, que suma un título más a su pequeña editorial sin fronteras.   

Temas

Comentarios

Lea También