Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Frente común para que la Generalitat mantenga las 15 líneas de P3 en Cambrils el próximo curso

El consistorio y la comunidad educativa reclaman en un manifiesto que la ratio se fije en 20 alumnos para que las escuelas Marinada y Joan Ardèvol recuperen las dos líneas perdidas

Cristina Sierra

Whatsapp
Imagen de los alumnos, entrando en la escuela Marinada de Cambrils, una de las afectadas por esta polémica. FOTO: Alba Mariné

Imagen de los alumnos, entrando en la escuela Marinada de Cambrils, una de las afectadas por esta polémica. FOTO: Alba Mariné

El Consell Escolar Municipal de Cambrils luchará para que las escuelas Marinada y Joan Ardèvol recuperen la línea de P3 que perdieron el curso pasado. La semana pasada, el Departament d’Ensenyament de la Generalitat confirmó al Diari que los dos centros seguirán con solo una clase el curso 2018-2019, una decisión que ha hecho que el consistorio y la comunidad educativa hagan frente común para conseguir que se mantengan las 15 líneas educativas que se ofrecen en el municipio.

La primera acción ha sido elaborar un manifiesto que se presentó ayer en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes la alcaldesa, Camí Mendoza, el concejal de Educación, Alejandro Garcia, y representantes de la comunidad. El texto, que se trabajó el pasado jueves en una reunión de la comisión, se votará en todos los consejos escolares de los centros educativos y se presentará como una moción en el próximo pleno municipal para poder presentarlo al Departament d’Ensenyament. Además, la petición se trasladará a la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) y a la Associació Catalana de Municipis (ACM) para que se pueda trabajar junto a otras localidades afectadas.

Bajar la ratio de alumnos

El manifiesto lamenta que la oferta educativa anunciada por la Generalitat consolide el cierre de las dos líneas educativas de las escuelas Marinada y Joan Ardèvol, una medida que se toma por segundo año consecutivo. «Como ocurriera el curso anterior, la única justificación por parte del Departament es de carácter demográfico, sin tener en cuenta criterios de calidad pedagógica», apunta el colectivo, que añade que «el censo de nacimientos de Cambrils se estabiliza sobre los 350 niños, hecho que permite establecer políticas educativas a medio-largo plazo que garanticen el derecho a la educación de calidad». 

La comunidad también reclama que la ratio de alumnos por aula se fije en 20 y no en 25 como está marcada en la actualidad, ya que esta cifra «dificulta la labor del personal docente y disminuye la atención a la diversidad y a la labor de inclusión de todo el alumnado». Para el gremio educativo, esta nueva medida favorecería el aumento de la ratio de plantilla docente por alumno; una disminución de la masificación actual; la correcta implementación del decreto de escuela inclusiva  para poder dar respuesta a todas las necesidades educativas y ofrecer una atención personalizada, y una disminución de la segregación de determinados colectivos de alumnado. Por los motivos expuestos, se pide a la Generalitat que disminuya la ratio para para adecuar las aulas «al momento estructural en el que nos encontramos». 

Acciones reivindicativas

En la rueda de prensa el presidente de la Associació de Mares i Pares d’Alumnes de l’escola Mas Clariana, Joan Carbonell, explicó que se llevarán a cabo diferentes acciones reivindicativas para reclamar el mantenimiento de las 15 líneas. “Hablaremos con las otras ampas para hacer acciones para protestar. Haremos manifestaciones, no sabemos si dentro o fuera del centro. Después de Semana Santa decidiremos qué vamos a hacer”, apuntó.

Por su parte, la alcaldesa aseguró que no se descarta celebrar un pleno extraordinario para aprobar el manifiesto para poder presentarlo lo antes posible, ya que las solicitudes de preinscripción para el próximo curso empieza el 13 de abril. «Para hacer este documento ha habido un acuerdo absoluto. Vamos todos a una para mantener las líneas», afirmó.

En este sentido, el concejal de Educación explicó que la semana que viene se reunirán con la Directora dels Serveis Territorials d’Ensenyament a Tarragona para trasladarle la petición de toda la comunidad. «Tenemos que hacer las acciones necesarias para poder recuperar las dos clases perdidas el curso pasado», señaló. 

Crispación: «Se tenía que   haber hecho en septiembre»

La rueda de prensa empezó un poco tensa porque algunos de los presentes desconocían el contenido del manifiesto que se había acordado el pasado jueves.

Tras proceder a una lectura privada,  se dio el visto bueno al texto. Entre los asistentes estaban los concejales de la Assemblea de Cambrils, Ivan Sanz, y el Nou Moviment Ciutadà (NMC), Oliver Klein, que lamentaron que la medida llega tarde. «Se tenía que haber hecho en septiembre, no ahora que empiezan las inscripciones», afirmó Sanz. 

Por su parte, Klein apuntó que es importante recuperar las dos líneas perdidas. «Tenemos que ir a por todas, todos juntos con fuerza porque si empezamos a perder las clases ya no las recuperaremos. El municipio crece y son necesarias», dijo.

Temas

Comentarios

Lea También