Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las autoescuelas de Tarragona se manifestarán el miércoles

Exigen al gobierno central la contratación de más examinadores para poder presentar más alumnos en las convocatorias

Carla Pomerol

Whatsapp
Jornada de huelga.

Jornada de huelga.

Las autoescuelas de la província de Tarragona se concentrarán este miércoles, a partir de las once de la mañana, en la Plaça Imperial Tarraco para reivindicar más examinadores, ya que actualmente solamente una vez al mes hay convocatoria de examen en la demarcación. "Nos manifestaremos para pedir a la administración central que aporten más medios y recursos para contratar más examinadores", explica Carles Oliver, presidente de la Associació d'Autoescoles de Tarragona, quien añade que "es necesario para que las autoescuelas puedan trabajar y sobrevivir".

La concentración empezará en la calle Josep Maria Tarrassa, situada cerca de la Plaça de les Corts Catalanes. Allí se concentrarán los coches de las autoescuelas recién llegadas de distintos puntos de la provincia, y se irá en comitiva hasta la Plaça Imperial Tarraco, lugar donde se leerá el manifiesta. A la misma hora, en Barcelona, Lleida y Girona también se concentrarán para defender la misma causa.

"Durante la crisis, algunos examinadores se jubilaron y no han puesto relevo, lo que hace que cada vez haya menos examinadores", explica Oliver, quien añade que "antes se podían examinar 17 alumnos al día por profesor, ahora solamente 13". Por otro lado, los profesores aseguran que "es imposible mantener una autoescuela, examinando seis alumnos al mes. Es insostenible", explica Oliver, quien añade que "las empresas pequeñas no lo resiste y deben cerrar puertas".

La federación está formada por un centenar de autoescuelas.

Es justamente por esto que en abril de 2016, las autoescuelas de la asociación llevaron a cabo un estudio, en el que proponían que si cada profesor de la demarcación presentaba seis alumnos, se podrían examinar cada 15 días. A la administración le gustó la idea. De esta manera, la nueva medida daba vida a las autoescuelas y evitaba el cierre de alguna empresa. El problema llegó cuando alguna autoescuela creó "profesores fantasmas" con la intención de poder presentar a más alumnos a examen. Profesores jubilados o de otros sitios se empezaron a registrat. "Esto es imposible de controlar", asegura Carles Oliver, presidente de la Associació d'Autoescoles de Tarragona. 

Actualmente, las autoescuelas llevan a examinar a sus alumnos una vez al mes. "El cálculo que realizamos era una muy idea, el problema es que el aumento de profesores ha tirado por el suelo la iniciativa", explica Oliver. 

El ambiente entre los profesores de autoescuelas está muy crispado. "Se trata de empresas muy pequeñas, que deben sobrevivir y ahora lo ven complicado", asegura Oliver. Es por esto que se espera una gran concentración de vehículos y profesores de la Federació d'Autoescoles de Catalunya. El encuentro tendrá lugar en la Plaça Imperial Tarraco, el miércoles a partir de las once de la mañana.

Comentarios

Lea También