Calafell pide ayuda a los vecinos para frenar las okupaciones

Pone el ejemplo de Caldes de Malavella donde los avisos han permitido reducir a la mitad la ocupación de casas

José M. Baselga

Whatsapp
Los Mossos impiden que los dueños de una casa entren en ella.

Los Mossos impiden que los dueños de una casa entren en ella. CEDIDA

El Ayuntamiento de Calafell pide a los vecinos que en caso de detectar la ocupación de una casa avisen a la Policía Local lo antes posible para facilitar el desalojo de la vivienda. El objetivo es evitar que la localidad se convierta en un paraíso de los okupas por la gran cantidad de pisos que hay vacíos y de segunda residencia en el municipio.

Los últimos hechos han puesto a Calafell en el punto de mira okupa y el Ayuntamiento destaca que una de las armas para combatir la entrada en casas es la colaboración ciudadana. Se pone así de ejemplo a la localidad de Caldes de Malavella (Girona) donde Ayuntamiento, policía y vecinos están coordinados para evitar la ocupación de casas. En un año el número de viviendas tomadas ha pasado de 55 a 27.

Pinchazos

Además, el Ayuntamiento de Caldes de Malavella denuncia las ocupaciones y los pinchazos fraudulentos de luz y agua. Pero diferencia entre las familias que realmente necesitan una vivienda por haberse visto en la calle y los "vividores". En la misma línea el Consistorio de Calafell prepara una ordenanza en la que distingue los dos tipos de ocupación de una casa.

Las ocupaciones en Calafell son principalmente en las urbanizaciones, con gran cantidad de viviendas unifamiliares y donde es difícil que sean detectadas por la policía. Por ello se busca la colaboración ciudadana. La concejal de Servicios Sociales Elena Rubio explica que en los últimos años se han disparado las ocupaciones y se busca poner freno. En la localidad hay edificios enteros que están ocupados. Son bloques de los que el promotor no pudo vender ni una sola vivienda y fueron embargados por los bancos.

Alquiler

Otra línea de actuación del Ayuntamiento de Calafell serñá conseguir una bolsa de pisos de entidades financieras. En la localidad hay unas 400 viviendas vacías que pertenecen a bancos y la mitad están ocupadas. La concejal dijo que pretende obligarse a las entidades financieras a ofrecer los pisos que lleven mucho tiempo cerrados con un alquiler social. Las viviendas ofrecerían a personas que lo necesiten. La medida permitiría también dar salida a pisos evitando que sean ocupados.

La concejal reconoció que la ocupación es más rápida que la respuesta que puede dar la administración, por lo que la colaboración ciudadana va a ser imprescindible. Las asociaciones de vecinos ya han manifestado al Consistorio su colaboración en caso de detectar ocupaciones, pero reclaman que haya agilidad para intervenir.

Temas

Comentarios

Lea También