Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya Premis Gaudí

"Tengo cierta melancolía porque 'Els dies que vindran' es como el final de ciclo"

El filme de Carlos Marqués-Marcet y ‘La hija de un ladrón’ de Belén Funes han sido los ganadores. Laia Marull destacó como mejor actriz secundaria por ‘La innocència’, de la tortosina Lucía Alemany

AGENCIAS

Whatsapp
Foto de familia de los galardonados, después de finalizar la entrega de los XII Premis Gaudí el pasado domingo. FOTO: EFE

Foto de familia de los galardonados, después de finalizar la entrega de los XII Premis Gaudí el pasado domingo. FOTO: EFE

La película de Carlos Marqués-Marcet Els dies que vindran fue la ganadora de los XII Premis Gaudí de la Acadèmia del Cinema Català la noche del pasado domingo en la tradición gala en el Auditori del Fòrum, en una edición con reconocimientos muy repartidos entre toda la profesión y en la que también destacó como protagonista La hija de un ladrón, de Belén Funes.

Partiendo como favorito, el tercer largometraje de Carlos Marqués-Marcet recibió los galardones a Mejor Película, Mejor Protagonista Femenina para María Rodríguez Soto y Mejor Montaje, mientras que la debutante Belén Funes reinó también el palmarés con La hija de un ladrón, otra de las más nominadas, consiguiendo el Gaudí a Mejor Película en Lengua No Catalana, Mejor Dirección y Mejor Guión, junto a Marçal Cebrián.

Al finalizar la gala, Carlos Marqués-Marcet se mostró especialmente satisfecho por el galardón que recibió la actriz María Rodríguez Soto, la protagonista del filme, junto al actor David Verdaguer. En declaraciones a los periodistas, Marqués-Marcet, que ya obtuvo varios premios Gaudí y un Goya por su ópera prima, 10.000 Km, consideró que lo que hace la actriz «lo que construye y elabora es muy bonito y este premio es como hacerle un poco de justicia», sin obviar que no ha sido nominada en esta edición de los premios Goya.

Por otra parte, reiteró que se siente un hombre feliz, pero «tengo cierta melancolía porque esta película es como el final de un ciclo. Normalmente, tienes ganas de deshacerte de las películas, pero con ésta me está costando mucho». Respecto a sus futuros proyectos, indicó que en estos momentos está metido en el rodaje de un filme sobre el valenciano Guillem Agulló, un joven antifascista que fue asesinado por la ultraderecha en 1993, y también está escribiendo nuevos guiones, de los que no quiso avanzar nada.

También brilló entre las ganadoras Lo que arde, de Oliver Laxe, con el Gaudí a la Mejor Película europea, y con el premio a Mejor Fotografía, de Mauro Herce, relatando la desaparición de la civilización rural. En cuanto a la interpretación, el actor Karra Elejalde ganó como Mejor Protagonista Masculino por su papel de Unamuno en la película Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar. Mientras, Laia Marull, por La innocència de la tortosina Lucía Alemany, y Enric Auquer, por Quien a hierro mata, fueron reconocidos con los Premios Gaudí a los mejores actriz y actor secundarios, completando el apartado interpretativo.

El Premio Especial del Público a Mejor Película, otorgado por los espectadores, fue para 7 raons per fugir, mientras que el cineasta Francesc Betriu recogió el Gaudí d’Honor-Miquel Porter 2020 de manos de Lluís Homar, cuando hizo referencia la «censura franquista». El cuarto reino. El reino de los plásticos, de Adán Aliaga y Àlex Lora, consiguió el Gaudí a la Mejor Película Documental, a la vez que la adaptación televisiva de la novela de Ildefonso Falcones, La catedral del mar, se impuso como Mejor Película para Televisión. Aunque en esta edición los Premis Gaudí registraron paridad en las nominaciones, éstas no se tradujeron en un palmarés finalmente paritario, un reto que fue ligeramente reivindicado en algunos discursos pero con menor intensidad que en otras ediciones. La gala, producida por Dagoll Dagom, y dirigida por Jordi Prat i Coll con presentación de Anna Moliner, acogió a más de 2.000 invitados en el Auditori del Fòrum, Centre de Convencions Internacional de Barcelona (CCIB), al que regresó tras la edición de 2019 en el Palau de Congressos de Catalunya. La gala reivindicó la profesión cinematográfica, así como la necesidad de mayor inversión en el sector cultural y audiovsual en concreto, con regañina a los representantes políticos incluida de la mano de la presidenta de la Acadèmia, Isona Passola.

Temas

Comentarios

Lea También