Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desarticulan dos bandas que introducían heroína en Catalunya

Hay 26 detenidos y se han intervenido más de 70 kilos de droga. Una de las organizaciones, la de mayor potencial operativo, estaba perfectamente estructurada en tres células diferenciadas con competencias definidas: una para captar el personal, otra para el tráfico internacional de heroína y la tercera, para la cocaína.

ACN

Whatsapp
Heroína intervenida por la Policia Nacional i la Guardia Civil. ACN

Heroína intervenida por la Policia Nacional i la Guardia Civil. ACN

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado dos bandas dedicadas al tráfico internacional de heroína que introducían la droga en Barcelona a través del aeropuerto. Uno de los destinos era su venta en los narcopisos del Raval. Hay 26 detenidos y se han intervenido más de 70 kilos de heroína de gran pureza, así como 11,9 kilos de cocaína.

La investigación comenzó al detectar que había un importante incremento en los intentos de introducir heroína a través del Prat en los últimos dos años. Los agentes intervinieron diferentes cantidades de esta droga. Los dos cuerpos policiales fusionaron las investigaciones en darse cuenta de ciertas coincidencias y concluyeron que había dos organizaciones independientes establecidas en Barcelona. Los jefes eran de nacionalidad paquistaní.

El modus operandi de los dos grupos era bastante similar, ya que utilizaban personas pakistaníes que captaban previamente para que viajaran a Barcelona con la droga escondida en la maleta. Inicialmente traficaban con heroína, pero su afán de expansión y la incorporación de personas de otras nacionalidades a la banda hizo que también trafican con cocaína.

Una de las organizaciones, la de mayor potencial operativo, estaba perfectamente estructurada en tres células diferenciadas con competencias definidas: una para captar el personal, otra para el tráfico internacional de heroína y la tercera, para la cocaína.

Mientras avanzaba la investigación, los grupos hicieron modificaciones en la forma que tenían para captar los mensajeros para evitar ser descubiertos. El trabajo policial tuvo tres fases. Entre agosto de 2017 y marzo de 2018 se detuvo a tres personas que intentaban introducir más de 19 kilos de heroína oculta en sus equipajes en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, así como dos miembros de la banda que se ocupaban de captar mensajeros, uno de los cuales era el jefe de la organización. Además, a raíz de esta intervención se localizó otro de los integrantes en Italia, que fue detenido y extraditado a través de una Orden Europea de Detención.

En la segunda fase, entre agosto de 2018 y enero de 2019 se detuvo a dos ciudadanos españoles y un paquistaní en el aeropuerto de Barcelona con la llegada de un vuelo procedente de Dubai y que había hecho escala en Zúrich. Llevaban 24 kilos de heroína escondida en las maletas.

Gracias al intercambio de información de los investigadores con las policías de otros países se detuvo en el aeropuerto de Praga otra persona, con más de 6 kilos de heroína. Días después se produjo un registro domiciliario en Barcelona con dos detenciones de personas que se encargaban de la organización de los viajes que hacían los mensajes. Se intervino material diverso y sustancias para hacer el corte de la heroína, una pistola simulada y una taza.

En enero, la policía holandesa detuvo en el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam) una ciudadana española que ocultaba 15 kilos de heroína. Venía en un vuelo procedente de Doha. También detuvo a un paquistaní que tenía como misión recibir esta droga.

En paralelo, un operativo permitió detener 8 miembros de la organización en Madrid y Barcelona, interceptando 6 kilos a otra persona captada por la banda.

En la tercera fase, entre enero y abril de 2019, la policía boliviana detectó en el aeropuerto de Viru Viru (Santa Cruz) un paquete con más de 10 kilos de cocaína escondido en cartuchos de tinta de impresora que tenía como destino final España. En Madrid se detuvieron a cuatro miembros que debían recibir los paquetes.

Con esta investigación se dan por desmanteladas las dos organizaciones criminales. Además, se realizaron cinco registros en las demarcaciones de Barcelona y Valencia. En total, hay 26 detenidos de nacionalidades paquistaní, española, boliviana, ecuatoriana, colombiana y dominicana. 20 han ingresado en prisión.
 

Temas

Comentarios

Lea También