Los menores de 55 años que hayan tenido Covid recibirán una sola dosis de la vacuna

Se les administrará seis meses después de la infección

Europa Press

Whatsapp
Las vacunas de Astrazeneca se administrarán a las personas de entre 45 y 55 años de edad. EFE

Las vacunas de Astrazeneca se administrarán a las personas de entre 45 y 55 años de edad. EFE

Sanidad ha publicado la cuarta actualización de la 'Estrategia de vacunación contra la covid-19 en España', la cual establece que la gente de menos de 55 años que haya pasado la covid-19, tanto de manera sintomática como asintomática, solo recibirá una dosis seis meses después de la infección. 

En concreto, según especifica el documento, en cualquier caso, no habrá que llevar a cabo pruebas serológicas ni antes ni después de estas vacunaciones para verificar si tienen anticuerpos contra la covid-19. 

Así mismo, la actualización incluye las recomendaciones de vacunación de las personas con una infección previa por coronavirus, tanto asintomáticas como sintomáticas. 

Además, Sanidad recomienda a las personas mayores de 55 años con un diagnóstico de infección que han recibido la primera dosis que reciban la segunda cuando estén completamente recuperadas y hayan acabado el periodo de aislamiento. 

Por otro lado, se incluyen los siguientes grupos con las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna: personas de 70 a 79 años (grupo 5B), de 60 a 69 (grupo 5C), las de menos de 60 con condiciones de riesgo alto de covid-19 grave (grupo 7) y de edades comprendidas entre los 56 y 59 (grupo 8). 

"La definición de estos grupos se ha llevado a cabo en previsión de una disponibilidad más elevada de dosis de las vacunas este segundo trimestre del año", explica Sanidad. 

Además, el documento apunta que las vacunas de AstraZeneca se administrarán a las personas de entre 45 y 55 años de edad, una vez acabe la inmunización de los colectivos esenciales, porque se considerarán del grupo 9. 

El documento recuerda que el principal factor de riesgo de hospitalización y muerte por covid-19 es una edad superior a los 60 años y que aumenta a medida que la edad es más avanzada. 

Por eso, resalta que, "atendiendo los principios de necesidad y equidad, se tiene que empezar a vacunar cuanto antes a las personas de más edad que no están institucionalizadas". 

La actualización también recalca que resulta "imprescindible" considerar el principio de solidaridad para que las vacunas que tienen una eficacia acreditada en los grupos de más edad "lleguen a estas personas".

Temas

Comentarios

Lea También